Enlaces accesibilidad

Un sector de la NASA se "rebela" contra Donald Trump

  • Varios empleados crean una red de cuentas de Twitter no oficiales
  • Quieren combatir el "intento de acallar" las investigaciones sobre cambio climático
  • A ellos se les han unido científicos de más de una docena de agencias federales

Por
Imagen de los estudios de la NASA sobre el deshielo del Ártico.
Imagen de uno de los estudios de la NASA sobre el deshielo del Ártico. NASA

Empleados de la NASA, entre los de más de una docena de agencias federales de Estados Unidos, han creado una red de cuentas no oficiales en Twitter a modo de 'resistencia' a Donald Trump. En concreto, tratan de desafiar lo que ven como intentos del nuevo presidente de Estados Unidos de acallar la investigación federal sobre cambio climático y otras ciencias.

Los científicos de la EPA (Agencia de Protección Ambiental), la NASA y otras agencias han lanzado en privado cuentas de Twitter -prestando nombres y logotipos de sus agencias- para protestar contra las restricciones que consideran como censura y proporcionar plataformas sin restricciones para la información que la nueva administración tiene limitada, informa Reuters.

La cuenta @RogueNASA se presenta en Twitter como "el equipo de resistencia no oficial de la NASA. No es una cuenta oficial de la NASA". Llama a los lectores a seguir su actividad "con datos y noticias sobre ciencia y clima. Noticias reales, hechos reales". En cuestión de horas, ha superado el cuarto de millón de seguidores.

La rápida proliferación de estos tweets responde a las directrices internas por parte del gobierno que varias agencias involucradas en temas ambientales han recibido desde la toma de posesión de Trump, exigiéndoles que frenen su difusión de información al público.

Desaparición de información sobre cambio climático

La semana pasada, se le dijo al personal del Departamento de Interior que dejara de publicar en Twitter después de que un empleado re-twitteó mensajes sobre la asistencia relativamente baja a la toma de posesión de Trump y sobre cómo desapareció el material sobre el cambio climático y los derechos civiles del sitio web oficial de la Casa Blanca.

Desde entonces, los empleados de la EPA y de los departamentos de Interior, Agricultura y Salud y Servicios Humanos han confirmado haber visto avisos de la nueva administración, ya sea para instruirlos para eliminar páginas web o limitar su comunicación al público, incluso a través de las redes sociales.

Las restricciones han reforzado las preocupaciones de que Trump, un escéptico del cambio climático, está intentando silenciar la investigación respaldada por el gobierno federal, mostrando que las emisiones de la combustión de combustibles fósiles y otras actividades humanas están contribuyendo al calentamiento global.

Debido a que los feeds de Twitter fueron creados y publicados de forma anónima como cuentas privadas, están fuera del control del gobierno.

Noticias

anterior siguiente