Anterior Rajoy reclama el "voto útil" al PP y destaca que la "solución" en Cataluña empezó con el 155 Siguiente Norbert Feher debe responder por el triple crimen de Teruel antes de ser entregado a Italia Arriba Ir arriba
 El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.
El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. AFP RZ/LA/

Israel ampliará los asentamientos en Jerusalén Este tras la llegada de Trump

  • Éstos fueron el punto de fricción con la administración Obama

  • La abstención de EE.UU. había permitido la resolución de la ONU contra las colonias

  • Netanyahu había pospuesto su decisión hasta la llegada de Trump al poder

  • Él y Trump se reunirán en la Casa Blanca en febrero

|

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha informado este domingo de que levantará las restricciones para construir en las colonias de la zona palestina de Jerusalén Este, durante una reunión del gabinete de Seguridad, según medios locales.

Netanyahu ha anunciado más edificaciones en los asentamientos del territorio ocupado de Jerusalén, que llegó a ser uno de mayores puntos de fricción con la anterior administración estadounidense de Barack Obama.

Las presiones de Obama llevaron a Netanyahu a vigilar las autorizaciones del Comité de Planeamiento Local y Construcción de la Municipalidad y, en más de una ocasión, a pedir la suspensión de planes urbanísticos en esos asentamientos.

La última vez fue en diciembre, cuando dio orden de retirar de la agenda la aprobación de cientos de apartamentos en Jerusalén Este, poco después de que la ONU sacase adelante -con la vital abstención de Estados Unidos- la resolución 2334, que pide el cese "inmediato" y "completo" de la colonización.

El anuncio de Netanyahu habría convencido al ala dura del Gobierno para posponer el debate, previsto para este domingo, de la anexión de la colonia de Maale Adumim, en los territorios ocupados de Cisjordania, indica el diario Haaretz.

Había aplazado la decisión hasta la llegada de Trump

Netanyahu pidió su aplazamiento hasta reunirse con el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y a cambio prometió que permitirá extender los bloques de asentamientos judíos que son ilegales para la comunidad internacional.

La Alcaldía de Jerusalén aprobó horas antes 566 viviendas en Pisgat Zeev, Ramot y Ramot Shlomó, todas en la zona oriental de Jerusalén que los palestinos reclaman como capital de su futuro Eestado.

Según "Haaretz", desde la elección de Trump hay una aceleración en los proyectos para todo tipo de construcciones fuera de las fronteras de 1967.

El pasado año, 1,000 viviendas, de las 1.506 aprobadas en colonias de Jerusalén Este, pasaron el proceso de autorizaciones en noviembre y diciembre.

Netanyahu y Trump hablan de las amenazas de Irán

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, y el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, han hablado este domingo por teléfono de la situación en Oriente Medio y han acordado reunirse en Washington en febrero.

Ambos hablaron de las "amenazas planteadas por Irán" y el magnate indicó que la paz entre israelíes y palestinos "solo puede ser negociada directamente" por ambas partes, según la Casa Blanca. Durante la conversación, Trump afirmó su "compromiso sin precedentes con la seguridad de Israel", según el comunicado

Los dos líderes discutieron el acuerdo nuclear con Irán, el proceso de paz con los palestinos y "otros asuntos", informó la oficina del primer ministro irsarelí, sin aportar más detalles sobre el contenido.

"El primer ministro expresó el deseo de trabajar con la visión compartida del presidente Trump para promover la paz y la seguridad en la región", manifiesta el comunicado.

Es la primera vez que ambos mandatarios hablan desde la investidura del viernes de Trump y la conversación ha sido recibida como el comienzo de una nueva etapa que terminará con las tensiones que han protagonizado las relaciones con el Gobierno de Barack Obama.

Trump anunció durante la campaña electoral su intención de trasladar la embajada del país en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, una decisión que ha sido interpretada por los palestinos como la aceptación por parte de Washington de la ocupación israelí de la parte palestina de la ciudad.

A comienzos de enero, el presidente palestino, Mahmud Abás, aseguró que instalar la embajada estadounidense en Jerusalén supondría una "agresión" y cruzar una "línea roja" inaceptable.

Aunque Israel considera Jerusalén su capital, ningún país tiene su embajada en esa ciudad y todas se ubican en Tel Aviv o en localidades cercanas, ya que la comunidad internacional rechaza la ocupación y posterior anexión de la parte este de la ciudad.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente