Enlaces accesibilidad

Lagarde: "Acusar a la globalización de la destrucción de puestos de trabajo supone cierta miopía"

  • La directora del FMI exhorta a combatir la "crisis de la clase media"
  • Explica que la desigualdad excesiva frena el crecimiento sostenible
  • Considera que el análisis ha de incluir el impacto del cambio tecnológico

Por
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, durante su intervención en el Foro Económico de Davos.
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, durante su intervención en el Foro Económico de Davos. AFP PHOTO / FABRICE COFFRINI

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI)Christine Lagarde, ha expresado este miércoles la necesidad de actuar para combatir la "crisis de la clase media" que afecta a las economías avanzadas y ha exhortado a las autoridades presentes en el Foro Económico de Davos a poner medidas "cuanto antes" tras acontecimientos como el Brexit o la victoria de Donald Trump en Estados Unidos.

En este sentido, la directora gerente ha sostenido que acusar a la globalización de la destrucción de puestos de trabajo supone cierta miopía a la hora de examinar una cuestión que requiere una análisis más profundo, incluyendo el impacto de los grandes cambios tecnológicos.

Lagarde ha señalado a la ausencia de confianza, de trabajo, de esperanza y el desencanto sobre el futuro que, combinados con mayor desigualdad y mucha más transparencia, se convierten los ingredientes perfectos para una crisis de las clases medias en las economías avanzadas. "Si las autoridades no entienden los signos en estos momentos, no sé cuándo lo harán", ha sentenciado tras recordar que ya abordó este asunto en la reunión de 2013.

Redistribución de la riqueza

En cuanto a la distribución de la riqueza, la directora gerente del FMI ha animado a los legisladores a poner en marcha políticas más redistributivas. "Es el momento oportuno para poner en marcha políticas de ayuda", ha explicado Lagarde, que ha recordado que la desigualdad excesiva supone un freno para el crecimiento sostenible.

En este sentido, durante el debate se ha recordado el reciente informe de la ONG británica Oxfam en el que se denuncia que las ocho personas más ricas del mundo poseen la misma riqueza que la mitad más pobre. "No hay una bala de plata", ha apuntado Lagarde, quien ha defendido que "si se quiere repartir a todos mayores porciones de tarta, entonces se necesita una tarta más grande".

Además, la directora gerente del FMI ha destacado la necesidad de crear una red de seguridad más fuerte y de poner en marcha reformas estructurales del sistema fiscal y de la educación para ayudar a los jóvenes y a los trabajadores más mayores a estar preparados para el cambio tecnológico que se está produciendo.

Meirelles: "El efecto global es extremadamente positivo"

Por su parte, el ministro de Economía de Brasil, Henrique Meirelles, ha circunscrito el problema a "determinados países desarrollados" y ha recordado a los participantes que la globalización está permitiendo a gran cantidad de personas salir de la pobreza. Poniendo Brasil como ejemplo, Meirelles ha señalado que la clase media ha visto un gran crecimiento en su país en los últimos 20 años y, aunque actualmente se encuentra en retroceso debudo a la recesión", el ministro cree que se trata de "un problema en el corto plazo". "Si miras alrededor del mundo, el efecto global es extremadamente positivo", ha apuntado.

Para su homólogo italiano, Pier Carlo Padoan, estamos entrando "en una nueva fase" de la globalización en la que las políticas deben afrontar problemas como la migración y la generación de confianza para los negocios. 

Noticias

anterior siguiente