Enlaces accesibilidad

El juez abre otra causa a los padres de Nadia por exhibicionismo y explotación sexual de la menor

  • Niegan los hechos y dicen que las fotos controlaban la patología de la piel
  • Fernando Blanco está en prisión por un supuesto delito de estafa
  • Marta Garau, la madre, sigue en libertad tras su declaración

|

Por
El juez abre una nueva causa a los padres de Nadia por exhibicionismo y explotación sexual

El juez que investiga la supuesta estafa en los donativos para el tratamiento de Nadia ha abierto una nueva causa en la que imputa a los progenitores los delitos de exhibicionismo, provocación sexual y explotación sexual, a raíz de las fotografías de carácter sexual en las que aparece su hija.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), el titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seu d'Urgell, que este viernes ha interrogado a los padres sobre el contenido de estas fotografías, ha acordado mantener todas las medidas cautelares adoptadas hasta el momento: el padre está en prisión y la madre en libertad, aunque sólo puede visitar los fines de semana a la niña, de 11 años, que está a cargo de una tía.

En auto redactado tras la comparecencia de los padres, que han respondido a las preguntas de todas las partes, el juez ha acordado abrir un nuevo procedimiento, que envía al decanato judicial para su reparto, en el que Fernando Blanco y Margarita Garau tienen la condición de investigados por los delitos de exhibicionismo, provocación sexual y explotación sexual.

Los progenitores niegan los hechos

Ambos progenitores han asegurado ante el juez que nunca perjudicaron a la niña y que las fotografías que le tomaron tienen un carácter "familiar, personal y natural" y no sexual ni pornográfico.

El padre de Nadia, Fernando Blanco han comparecido este viernes ante el titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seu, que les ha citado ante los indicios de que utilizaron a la menor para la elaboración y tenencia de pornografía infantil.

Tras la declaración de ambos investigados, ni la fiscalía ni el abogado de la Generalitat, presente en el interrogatorio, han pedido al juez que adopte más medidas cautelares, según ha explicado el abogado de la pareja, Alberto Martín.

El letrado, que todavía sigue defendiendo tanto al padre como a la madre, ha asegurado que tanto Fernando Blanco como Margarita Garau han alegado ante el magistrado que nunca han llevado a cabo ningún acto en perjuicio de su hija, que no se tomaron fotografías practicando sexo de forma que la niña lo pudiera ver y que varias de las instantáneas tienen un ámbito "familiar, personal y natural" y también para el control y seguimiento de una patología de la piel.

"No hay nada de especial que tenga un criterio pornográfico, sexual o de explotación, absolutamente nada", ha insistido el abogado, que ha precisado que el juez ha mostrado hoy a los padres entre una quincena o veintena de fotografías tomadas los años 2008 y 2011.

Supuesta estafa en los donativos

Primero ha sido interrogada la madre, Margarita Garau, durante aproximadamente media hora, y posteriormente ha comparecido ante el juez el padre, cuya declaración ha durado una hora.

El titular del juzgado de instrucción número 1 de La Seu ha abierto esta semana una nueva línea de investigación en este caso, después de que los Mossos d'Esquadra localizaron en un lápiz de memoria intervenido a la pareja fotografías de carácter sexual en las que aparecía la menor, en algunas de ellas desnuda y en otra mientras sus padres mantenían relaciones sexuales.

El juez considera que este hallazgo no supone una simple sospecha, sino "la constancia y evidencia de claros indicios objetivados de participación de la persona investigada (en este caso el padre) en la comisión de los referidos delitos de provocación sexual y explotación sexual".

Por el delito de estafa, los padres de Nadia están acusados de dedicar a fines particulares ajenos al tratamiento de la menor al menos 600.000 de los 918.000 euros que recaudaron en donativos para la niña, que tiene once años, desde el año 2008.

El juez mantiene las medidas cautelares acordadas con anterioridad, con lo que el padre seguirá en prisión preventiva en la cárcel de Ponent y la madre en libertad con cargos, por lo que seguirá teniendo la custodia la tía materna de la menor, que vive en Mallorca, donde ahora reside también la niña.

La Oficina del Menor de Baleares abre un expediente por el acoso mediático

A última hora de la tarde, la Oficina de Defensa de los Derechos del Menor de Baleares ha abierto un expediente informativo sobre el caso de Nadia, a la que considera perjudicada primero por sus padres pero también objeto de un proceso de "revictimización" por la difusión de datos personales y el acoso de los medios de comunicación.

El organismo público balear, competente debido a que la niña nació y vivió en Mallorca y reside actualmente también en la isla bajo la tutela de una tía, ha hecho un llamamiento "a la responsabilidad colectiva para proteger" a la menor.

A la actitud presuntamente delictiva de los padres se ha sumado la filtración de informaciones sobre la niña, que la ODDM considera "inadmisible", en consonancia con el Síndic de Greuges de Cataluña, y "un seguimiento constante por parte de los medios de comunicación en el entorno familiar y personal" de la menor.

Estas circunstancias se traducen en un aumento de la desprotección y en una vulneración de su derecho a la intimidad, añade el organismo público balear. Por ello, ha abierto un expediente informativo y ha iniciado "actuaciones encaminadas a proteger y velar por la protección de los derechos de esta niña", además de mantener contacto sobre el caso con la Fiscalía de Menores.

"Se está a la espera de las decisiones que tome la Generalitat de Cataluña, que actualmente tiene la tutela de esta menor a través de la Dirección de Atención a la Infancia", añade la ODDM.

Noticias

anterior siguiente