Anterior Nadal suda para vencer a Schwartzman y alcanza los cuartos Siguiente Al menos diez muertos en un ataque terrorista a un hotel de lujo de Kabul Arriba Ir arriba
Convulsión en EE.UU. tras el culebrón de ciberataques e informes de espionaje rusos

Desaparece el espía inglés que presuntamente elaboró el informe contra Trump relacionado con Rusia

  • Un ex expía del MI6 recopiló informaciones contra Trump elaboradas por Rusia

  • La filtración del documento ha provocado una tormenta política

  • El informe sugiere que Trump mantuvo encuentros con prostitutas en Moscú

|

Christopher Steele, de 52 años, un ex espía del servicio secreto británico, MI6, es el presunto autor de un informe filtrado que acusa a Donald Trump de actividades inapropiadas, entre ellas haber pasado una noche con prostitutas en el Hotel Ritz de Moscú, así como de probar la intromisión de Moscú en favor de Trump en las elecciones.

Las pruebas que acreditan esta acusación habrían sido obtenidas por los servicios secretos rusos a su vez, y reunidas posteriormente por Steel. El espía es uno de los fundadores de la compañía de investigación Orbis Business Intelligence Ltd, con sede en la capital británica.

El miércoles, el diario Wall Street Journal filtró la identidad de Steel, tras lo cual el ex expía ha desaparecido de su casa en Surrey. Steel "está aterrorizado por su seguridad", afirma el diario británico The Daily Telegraph que ha entrevistado a su socio empresarial, quien ha refusado dar detalles sobre su paradero.

El documento de 35 páginas, publicado por la cadena estadounidense CNN el martes, ha caido como una bomba en el panorama post electoral estadounidense, muy sensibilizado tras las denuncias por parte de la inteligencia de EE.UU. de la intromisión de espías rusos en las elecciones presidenciales para favorecer a Trump.

Como "un montón de basura", calificó la información publicada por CNN el magnate en su primera rueda de prensa ante los medios tras la victoria. Y mientras lo hacía, recriminó al corresponsal de la cadena negándole la palabra.

Un coche de policía permanece estacionado en frente a la vivienda del ex expía Christopher Steel Un coche de policía permanece estacionado en frente a la vivienda del ex expía Christopher Steel

Rusia afirma que el espía está activo

El Gobierno ruso cree que Steel podría seguir trabajando para los servicios de inteligencia británicos, según ha dicho este viernes la embajada rusa en Londres a través de Twitter. En un mensaje colgado en esta red social, la diplomacia del Kremlin recordó hoy que los agentes británicos "nunca" dejan de trabajar para los servicios de inteligencia del Reino Unido, dejando entrever que el exespía está todavía activo.

Según The Daily Telegraph, Steel, que espió en Moscú para el MI6 en los pasados años noventa, preparó el documento que afirma que el Kremlin se relacionó con la campaña electoral de Trump y que los servicios secretos rusos tienen material sensible sobre el presidente electo que podría ser utilizado en su contra.

Antes de la publicación del mensaje de la embajada rusa, una portavoz de la primera ministra británica, la conservadora Theresa May, rechazó confirmar si el Gobierno ha prestado asistencia a Steele.

La portavoz solo confirmó que existe un "proceso estándar" para proteger a individuos que desempeñan o desempeñaron cargos especiales y cuyas identidades se han hecho públicas.

Según el citado medio, el trabajo de Steele fue financiado primero por los republicanos contrarios a Trump y después por los demócratas, durante la campaña para las elecciones estadounidenses de 2016.

Rusia y Trump, una historia de espías

Durante varios meses, Steele contó a periodistas sobre lo que sabía de Trump de sus fuentes en Rusia, después de ser contratado por una compañía de Washington para recaudar información sobre los vínculos del hoy presidente electo con Moscú.

El expediente, de 35 folios, contiene varios informes elaborados durante un periodo de seis meses, al que periodistas en EE.UU. tuvieron acceso hace algunos meses, aunque recién se le dio crédito cuando las cadenas de ese país informaron de que Trump y el presidente estadounidense, Barack Obama, recibieron de los servicios de inteligencia un resumen de su contenido, recuerda el periódico británico.

Después de dejar el MI6, Steele fundó Orbis Business Intelligence Ltd con su socio, Christopher Burrows, en 2009, dice el Telegraph. En su página web, esa empresa afirma disponer de recursos de investigación sofisticados para empresas.

Trump admitió el miércoles que Rusia está detrás de los ciberataques en las elecciones, pero negó cualquier vínculo con ellos, al tiempo que arremetió contra algunos medios de comunicación que así lo publicaron y a los que calificó de "basura".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente