Anterior La conexión Messi-Neymar, Theo y el final feliz de Luis Enrique, claves de la final de Copa Siguiente Merkel advierte a Europa de que deberá cuidar de sí misma sin el apoyo de Trump Arriba Ir arriba
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE

El TSJ de Cataluña rechaza que Rajoy y Catalá declaren como testigos en el juicio contra Mas por el 9N

  • Considera que sus declaraciones, solicitadas por las defensas, no son pertinentes

  • Acepta que Homs acuda como testigo, pero con abogado, al estar investigado

|

La sala del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que juzgará al expresidente catalán Artur Mas por la consulta soberanista del 9N ha rechazado que en la vista declaren como testigos el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, como habían pedido las defensas.

En un auto, que es firme y no recurrible, el tribunal desestima la prueba testifical planteada por las defensas de Mas y de las exconselleras Joana Ortega e Irene Rigau, al considerarla "impertinente" por entender que sus declaraciones públicas sobre la consulta son "absolutamente ajenas" al objeto a juzgar.

El TSJC no solo descarta por impertinentes ambas testificales, sino que también desestima incorporar al juicio como prueba documental las intervenciones de Rajoy y Catalá ante los medios de comunicación, entre ellas las declaraciones en que el presidente del Gobierno afirmó: "El 9N no es un referéndum, ni una consulta, ni tiene efecto jurídico".

Las defensas pidieron que declararan para interrogarles sobre "el contenido y alcance de sus declaraciones públicas con ocasión del proceso participativo".

Solo se rechazan tres testificales

El presidente del TSJC y ponente de la causa del 9N, Jesús María Barrientos, ha aceptado prácticamente todas las testificales propuestas por la Fiscalía, la acusación popular y las defensas. Solamente ha rechazado las de Rajoy, la de Catalá y otra solicitada también por el abogado de Mas: la del presidente del Greco y juez del Tribunal Supremo de Croacia, Marin Mrcela, al considerarlo "impertinente" por no tener relación alguna con los hechos.

La sala acepta, por el contrario, que en el juicio testifique el exconseller de Presidencia y diputado en el Congreso Francesc Homs, aunque precisa que deberá declarar asistido por un letrado para no provocar "mengua alguna de las garantías" a que tiene derecho por ser investigado por el Tribunal Supremo por su papel en la consulta independentista.

Ha avalado también la petición de las defensas de que declaren la entonces presidenta del Parlament, Núria de Gispert; el director del Institut d'Estudis de l'Autogovern, Carles Viver i Pi-Sunyer; el exalcalde de Barcelona Xavier Trias; el expresidente del Parlament Joan Rigol; el presidente de la ACM, Miquel Buch, y los catedráticos de Derecho Constitucional Enoch Albertí y Joan Vintró.

Juicio por desobediencia y prevaricación

El juicio por la consulta soberanista celebrada en 2014 está fijado para los días 6 a 10 de febrero en Barcelona. El TSJC decidió enviar a Artur Mas a juicio por desobediencia y prevaricación en torno a la consulta soberanista de 2014 al supuestamente haber desobedecido el mandato del Tribunal Constitucional (TC) de paralizar los preparativos de esta consulta.

Además, la Fiscalía solicitó una inhabilitación de diez años para el expresident de la Generalitat y de nueve años para las exconselleras Ortega y Rigau.

Ninguno de los tres se sentará en el banquillo por malversación de fondos tal y como pedía la acusación popular -en contra de la posición de la Fiscalía-, con lo que queda descartada una condena de cárcel y se enfrentarán sólo a una hipotética pena de inhabilitación.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente