Anterior El Defensor del Pueblo pregunta por la caída de las suspensiones de visitas de maltratadores a sus hijos Siguiente El cine iberoamericano celebra su cuarta fiesta en Madrid con la mira puesta en potenciar la industria Arriba Ir arriba
Carles Puigdemont y Carme Forcadell
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y la presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell. noticias

La Fiscalía pide al TC que abra la vía penal contra la Mesa del Parlament catalán por el referéndum

  • Señala la posible desobediencia por no acatar la resolución del TC

  • El TC no ha recibido todavía las alegaciones de las defensas

|

La Fiscalía le ha pedido al Constitucional que le remita el incidente por desobediencia al alto tribunal abierto a la Mesa del Parlament en relación con la convocatoria del referéndum de independencia, algo que representa un paso previo a una querella contra varios miembros de ese órgano parlamentario.

El alto tribunal suspendió cautelarmente -el pasado 14 de diciembre- la resolución del Parlament de Cataluña que prevé un referéndum en 2017, al haber admitido a trámite el incidente de ejecución de sentencia presentado por el Gobierno en contra de aquella decisión.

La decisión del TC se dirigió en su totalidad a la Mesa del Parlament, aunque de la eventual desobediencia no deberían responder dos miembros: los representantes de Ciudadanos y del PSC, que quedaron en minoría cuando se tramitó la iniciativa parlamentaria que condujo a las medidas suspendidas, entre ellas la convocatoria del referéndum.

En la tramitación de ese incidente el TC pidió alegaciones a la Fiscalía, y es en su respuesta a esa petición en la que la Fiscalía señala la posible desobediencia y pide al TC que deduzca testimonio.

Alegaciones de los afectados

El TC pidió también sus alegaciones a los afectados: la presidenta del Parlament, Carme Forcadell; el resto de miembros de la Mesa; el secretario general de la cámara; el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y los demás integrantes del Ejecutivo catalán.

A todos ellos les advertía el TC de su deber de "impedir o paralizar" cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada y les apercibía de las "eventuales responsabilidades, incluida la penal, en las que pudieran incurrir". Es decir, les advertía de que, de no asumir la suspensión del referéndum, podrían incurrir en desobediencia.

En sus alegaciones el fiscal señala que el alto tribunal debe deducir testimonio de los hechos, lo que supondría enviar la causa al ministerio público y que muy probablemente éste presentara una querella como la que ya presentó contra Forcadell en el anterior incidente por desobediencia al TC abierto por actuaciones del Parlament.

El TC no ha recibido todavía las alegaciones de las defensas y no hay ninguna decisión adoptada, paso imprescindible para que la fiscalía, eventualmente, actúe.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente