Enlaces accesibilidad

ATA propone subir la base media de cotización de los autónomos un 10% en cinco años

  • UPTA apuesta por cotizar de forma progresiva de acuerdo con los ingresos reales
  • Las dos asociaciones defienden sus posturas en la Comisión del Pacto de Toledo

Por
Un trabajador de una empresa de mensajería carga varios paquetes
Un trabajador de una empresa de mensajería carga varios paquetes. Getty Images

El presidente de la Asociación de Autónomos ATA, Lorenzo Amor, ha propuesto este martes que la base media de cotización del RETA suba un 10% en los próximos cinco años -se podrían recaudar 2.000 millones de euros durante ese tiempo-, y que aumente la base máxima a los autónomos mayores de 47 años con el fin de ingresar más al sistema, unos 1.100 millones de euros adicionales.

Durante su comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso, Amor ha planteado una batería de medidas que, según sus cálculos, supondrían unos ingresos de 7.200 millones de euros al régimen Especial de los Autónomos (RETA), y se ha mostrado en contra de aumentar los tramos de cotización.

"Sería un error adecuar los ingresos reales a los tramos de cotización porque la actividad económica puede ir bien un año, un mes, y al siguiente quebrar por la morosidad de una administración o por el impago de un cliente", ha dicho en este sentido, tras calificar como "utopía" que los autónomos puedan cotizar igual que los trabajadores del Régimen General.

Además, Amor ha defendido que los 382.000 miembros de administración de sociedades con control de la sociedad pasaran a un régimen asimilado dentro del RETA, parecido al Régimen General, pero sin cotizar por el Fogasa y el desempleo. Esta medida permitiría elevar su base de cotización, puesto que sería un gasto para la sociedad, y supondría unos 1.500 millones de euros más al año de ingresos al Sistema.

Bajar a 25 años cotizados para acceder a una pensión

El presidente de ATA ha considerado necesario mejorar la compatibilidad entre la percepción de una pensión de jubilación con el desarrollo de una actividad por cuenta propia. Por eso ha propuesto bajar el límite de 35 años cotizados exigidos hasta ahora a 25 años, lo que permitiría a muchos trabajadores por cuenta propia continuar cotizando a la vez que perciben una parte de su pensión.

Otra medida propuesta por Amor es establecer una cuota "muy reducida" para aquellos que trabajan 8 horas en el Régimen General y realizan una actividad por cuenta propia de forma discontinua o no completa, como médicos o profesores. Esto permitiría unos ingresos adicionales a la Seguridad Social de otros 900 millones de euros anuales.

Con respecto a la contratación, el presidente de ATA se mostró convencido de la necesidad de transformar las actuales reducciones de cotizaciones en bonificaciones y que se paguen a través de impuestos, lo que supondría otros 1.000 millones de euros al año. No obstante, ha asegurado que no sería bueno "eliminar los incentivos que se están aplicando actualmente", como la tarifa plana a la Seguridad Social.

UPTA apuesta por cotizar de acuerdo con los ingresos reales

Este martes también ha comparecido en la Comisión del Pacto de Toledo el secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, quien ha propuesto establecer un sistema con aportaciones progresivas a la Seguridad Social, con cotizaciones flexibles e incrementando la base mínima de las cotizaciones a los autónomos con ingresos superiores a los 60.000 euros anuales, unos 350.000, al doble de la actual, para aumentar así la recaudación en 1.400 millones de euros.

Abad ha explicado que, a su entender, "es necesario profundizar en la idea de la cotización progresiva de acuerdo con los ingresos reales". En este sentido, ha indicado que el aumento de la cotización no tiene que aplicarse a los declarantes que estén por debajo de los 9.000 euros netos anuales, puesto que la mayor carga contributiva tiene que recaer sobre quienes más ingresen.

Abad ha denunciado que el RETA en materia de cotizaciones no responde a los principios básicos "inspiradores" de contribución, universalidad y solidaridad, ya que "se vuelve en contra de los segmentos más débiles del colectivo que se ven obligados a pagar sobre bases de cotizaciones superiores al régimen general, por encima del SMI y del Iprem".

Denuncia que el sistema es injusto para la mayoría de los autónomos

En este sentido, Abad ha indicado que de los 3,2 millones de trabajadores por cuenta propia que cotizan en régimen especial, 2,14 millones lo hacen en la base mínima, aportando 272 euros; 722.424 cotizan una vez y media por encima de la base mínima de cotización, con unos 400 euros; y el resto, casi 350.000, lo hacen en bases superiores.

"Es un sistema injusto que hace que dos millones de autónomos tengan una presión de cotización alta frente a un millón que ha visto reducida esa presión", ha lamentado Abad, quien considera que las cuotas demuestran que el sistema necesita "modificaciones estructurales y no solamente parches a través de bonificaciones".

El sistema que plantea UPTA ve como un "indicador adecuado" la superación del umbral del SMI para la habitualidad en el Régimen Especial y sugiere que se permita ver los ingresos efectivos de un año para otro con el objetivo de sacar la cotización al año siguiente, así como revisar los conceptos de cotizaciones voluntarias.

Noticias

anterior siguiente