Enlaces accesibilidad

La Organización Mundial del Comercio concluye que algunas subvenciones de EE.UU. a Boeing son ilegales

  • Constata que Washington da ventajas fiscales "prohibidas" para el Boeing 777X
  • La Unión Europea califica de "victoria" la decisión y pide a EE.UU. que cumpla
  • Bruselas cifra en 5.700 millones de dólares las exenciones fiscales ilegales
  • La UE y EE.UU. mantienen una larga disputa por las ayudas a Airbus y Boeing

Por
Imagen de Boeing sobre el nuevo modelo 777X que está construyendo
Imagen de Boeing sobre el nuevo modelo 777X que está construyendo BOEING

La Organización Mundial del Comercio (OMC) ha concluido este lunes que algunas ventajas fiscales concedidas a Boeing en Estados Unidos -en concreto en el estado de Washington- para fabricar el avión 777X son "subvenciones prohibidas", por lo que insta al país norteamericano a retirarlas "sin demora" en un plazo máximo de 90 días.

Este nuevo fallo, que se puede recurrir, se enmarca en el largo litigio que enfrenta a la Unión Europea (UE) y a EE.UU. desde 2012 por presuntas ayudas y subsidios ilegales a Airbus y Boeing, respectivamente.

"La sentencia de la OMC supone una victoria importante para la UE y su industria aérea", ha señalado en un comunicado la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, quien espera que EE.UU. "respete las normas, se atenga a una competencia justa y retire esos subsidios sin demora".

Según la Unión Europea, el valor de estas subvenciones ilegales asciende a 5.700 millones de dólares, de un paquete total de incentivos fiscales que el estado de Washington había cifrado en 8.700 millones.

Bruselas recurrió en 2014 a la OMC por la decisión en 2013 del estado de Washington de modificar y ampliar hasta 2040 unas ventajas fiscales a Boeing a cambio de que el gigante aeronáutico estadounidense efectuara la producción del ala y el fuselaje del 777X, así como el montaje final, en ese estado.

Seis de las siete quejas de la UE rechazadas

En total, la UE planteó ante la OMC quejas sobre siete medidas fiscales aeroespaciales del estado de Washington y el Grupo Especial del organismo ha considerado cada una de ellas subvenciones, pero seis de las demandas fueron rechazadas en su totalidad.

En la que sí ha tenido en cuenta, indica que esos incentivos del estado de Washington suponen una subvención supeditada "de facto" al empleo de productos nacionales con preferencia sobre los importados, lo que supone discriminar a fabricantes extranjeros.

No obstante, ha rechazado la alegación de Bruselas de que la disponibilidad de las subvenciones esté condicionada por virtud de la ley al empleo de alas y fuselajes nacionales con preferencia sobre los productos importados. Ello implica que la conclusión del Grupo Especial es "mixta": ni del todo a favor de la UE ni de EEUU, según informa Efe.

Fuentes comunitarias han indicado que Boeing no tendrá que devolver al Gobierno de EE.UU. los 5.700 millones de dólares en subvenciones prohibidas, sino que no podrá beneficiarse de esas exenciones fiscales como tenía previsto en el futuro.

Ya en 2012, la OMC había declarado incompatible con las reglas de la organización el régimen de subvenciones original, que debe vencer en 2024.

Tanto Bruselas como el Gobierno estadounidense tienen ahora 60 días para decidir su recurren las conclusiones del Grupo Especial, lo que deja en manos del próximo presidente de EE.UU., Donald Trump, la determinación de cómo proceder por parte de Washington.

Boeing resalta que la OMC rechaza la mayoría

El constructor aeronáutico Boeing confía en que los incentivos fiscales cuestionados por la OMC puedan mantenerse después del proceso de apelaciones y ha destacado que la OMC ha fallado en contra de "prácticamente todas las demandas" planteadas por la UE sobre esas ventajas.

"La decisión de hoy es una victoria completa para Estados Unidos, el estado de Washington y Boeing", ha opinado el vicepresidente ejecutivo y jefe del departamento legal de Boeing, Michael Luttig.

El comunicado de la compañía, fechado en Chicago, donde tiene su sede, destaca que seis de las impugnaciones presentadas por la UE fueron "rechazadas en su totalidad" y también rechazó "la mayoría de la demanda sobre la restante".

"La OMC solo reconoció por escaso margen que una reducción en la tasa fiscal del estado de Washington sobre negocios y ocupación (B&O en inglés) para ingresos futuros del 777X es incompatible con los acuerdos de la OMC", dice el comunicado.

Airbus ve "decisivo" el dictamen de la OMC sobre Boeing

Sin embargo, el fabricante europeo Airbus ha juzgado "decisivo" el dictamen de la Organización Mundial del Comercio (OMC). "Ante la histórica decisión de hoy no cabe otra que retirar inmediatamente esas subvenciones prohibidas, lo que quiere decir que Boeing tendrá que renunciar a esas descomunales subvenciones fiscales", ha señalado en un comunicado el responsable ejecutivo del grupo Airbus, Tom Enders.

El presidente de los aviones comerciales de Airbus, Fabrice Brégier, ha recordado que la OMC ya había fallado en 2012 contra su competidor estadounidense por las ayudas al 787, lo que a su juicio lo convertía en "el avión más subvencionado de la historia de la aviación".

Brégier ha calculado que el perjuicio para Airbus y para la industria aeroespacial europea por ese dispositivo público para el 777X ha sido hasta ahora de 50.000 millones de dólares por los encargos que ha recibido Boeing, en detrimento del constructor europeo.

Noticias

anterior siguiente