Enlaces accesibilidad

Yellen señala que la Reserva Federal de EE.UU. podría subir los tipos "relativamente pronto"

  • Considera que mantener los tipos podría suponer unos "riesgos excesivos"
  • Es la primera comparecencia de la presidenta de la Fed tras la victoria de Trump
  • La Reserva Federal necesita "más claridad" sobre las políticas del republicano
  • Recalca su intención de "cumplir hasta el final" su mandato al frente de la Fed

Por
La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen
La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen. REUTERS Gary Cameron

La presidenta de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Janet Yellen, ha asegurado este jueves ante el Congreso que el banco central estadounidense podría subir los tipos de interés "relativamente pronto" si los datos económicos continúan apuntando a una mejora del mercado de trabajo y al aumento de la inflación.

"El Comité estimó que el argumento a favor de una subida de tipos continuó fortaleciéndose y que tal subida podría resultar apropiada relativamente pronto", ha asegurado Yellen, quien no obstante condiciona la subida de tipos a "pruebas adicionales" de que la economía estadounidense está avanzando hacia los objetivos de la Reserva Federal.

En su primera comparecencia pública tras la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales, la presidenta de la Fed de Estados Unidos ha señalado que retrasar "demasiado" la subida de tipos de interés podría obligar a la institución a endurecer la política monetaria de forma "abrupta" para evitar que la economía supere significativamente los objetivos de la Fed, que pasan por el pleno empleo y una tasa de inflación del 2%.

Mantener tipos podría suponer "riesgos excesivos"

De hecho, Yellen ha advertido de que mantener los tipos de interés en los niveles actuales podría suponer unos "riesgos excesivos" y, en última instancia, "lastrar la estabilidad financiera", por lo que la opción de un endurecimiento de la política monetaria en la reunión que el organismo celebrará los próximo 13 y 14 de diciembre gana más peso todavía.

La presidenta de la Reserva Federal ha indicado, además, que el organismo espera que la evolución de la economía "solo garantice incrementos graduales de los tipos de interés a lo largo del tiempo para conseguir y mantener la estabilidad de precios y el pleno empleo".

En su última reunión sobre política monetaria a comienzos del mes de noviembre, el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC) decidió mantener los tipos de interés en EE.UU. en un rango estimado de entre el 0,25% y el 0,5%, donde se mantienen desde el pasado mes de diciembre. Respecto a esa reunión, Yellen ha justificado que "esperar a tener más evidencias", no significa una falta de confianza en la economía de estadounidense.

Yellen subraya que existe "un alto grado de incertidumbre"

La presidenta del banco central estadounidense recalcó su intención de "cumplir hasta el final" de su mandato, que concluye en enero de 2018. Yellen respondía así a las preguntas de los legisladores sobre las críticas vertidas por Trump contra la Reserva Federal de Estados Unidos y su presidenta por mantener el estímulo monetario con los tipos de interés a niveles excepcionalmente bajos.

Sobre la victoria de Donald Trump, Yellen ha asegurado que existe "un alto grado de incertidumbre" y que el organismo necesita "más claridad" sobre las políticas del nuevo Gobierno del presidente electo antes de valorar sus efectos sobre las perspectivas económicas. "Cuando haya más claridad, quizás actualicemos nuestras perspectivas", ha afirmado.

Por otro lado, Yellen ha expresado su respaldo a la ley de reforma del sistema financiero conocida como Dodd-Frank, que limita las posibles tomas de riesgos por parte de los bancos y restringe sus operaciones especulativas. "No me gustaría ver cómo se da marcha a atrás a las mejoras" que se han adoptado.

Durante la campaña electoral, Trump ha insistido en que la recuperación económica actual viene lastrada por un exceso de regulación federal y ha atacado en concreto la ley Dodd-Frank en el ámbito financiero. Dicha norma fue impulsada por el actual presidente de EE.UU., Barack Obama, tras la crisis de 2008.

Noticias

anterior siguiente