Anterior Al menos 16 soldados afganos muertos por error en un ataque del Ejército americano Siguiente El tren de Rigoberto Urán tiene parada en el Vélodrome de Marsella Arriba Ir arriba
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, fotografiado en Bogotá
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, fotografiado en Bogotá EFE Leonardo Muñoz

Santos quiere tener listo el acuerdo de paz a finales de noviembre y no descarta otro referéndum

|

El nuevo acuerdo de paz del Gobierno colombiano con la guerrilla de las FARC debe estar concluido antes de finalizar noviembre, según ha manifestado el presidente Juan Manuel Santos en una entrevista exclusiva con la Agencia Efe.

"Hemos reiniciado un proceso que debe terminar muy pronto, en las próximas semanas, no meses sino semanas, para poder implementar la paz también lo más pronto posible", ha asegurado el presidente al referirse al apoyo que ha recibido de la comunidad internacional, en especial de los que participan desde este viernes en la XXV Cumbre Iberoamericana.

Ante la pregunta de si el próximo 10 de diciembre, cuando reciba en Oslo el Premio Nobel de la Paz, anunciará al mundo ese nuevo acuerdo, el presidente se abstuvo de dar fechas pero indicó que puede ser antes.

"Espero que ese nuevo acuerdo ya por lo menos esté sobre la mesa para esa fecha, no sé si implementado, yo creo que implementarlo ya requeriría un poco más de tiempo, o de pronto sí, pero el texto y un nuevo acuerdo el objetivo es que esté listo antes de finalizar noviembre", expresó.

Otro plebiscito, una "alternativa"

Tras el rechazo al acuerdo de paz firmado con las FARC en el plebiscito del pasado 2 de octubre, el mandatario convocó un gran pacto nacional con diferentes fuerzas políticas y sectores sociales del país para escuchar las objeciones y propuestas al documento, que sus negociadores llevaron la semana pasada a La Habana para discutirlas con las FARC y procurar un nuevo texto.

"Mi propósito y objetivo es tener nuevo acuerdo de paz antes de fin de año y mucho antes de terminar el año", enfatizó el jefe de Estado.

Para Santos, convocar otro plebiscito una vez se concluya un nuevo acuerdo de paz con las FARC es una "alternativa" que no se puede descartar, y reconoció que la derrota en la consulta no estaba en sus cuentas. "Es una de las alternativas que tengo a mi disposición", ha precisado.

El mandatario agrega que el país está "elaborando un nuevo acuerdo" y cuando esté listo tiene "varias opciones" para refrendarlo. "La propia Corte Constitucional determinó que podía sin permiso del Congreso convocar un nuevo plebiscito", afirma Santos, pero aclara que los partidarios del no "no quieren" porque saben que el terremoto político causado por el rechazo al acuerdo de paz ha cambiado las cosas.

En este diálogo nacional tienen gran peso los expresidentes Álvaro Uribe (2002-2010), senador y líder del partido Centro Democrático, y Andrés Pastrana (1998-2002), del Partido Conservador, dos de las cabezas visibles de la campaña por el "no" en el plebiscito, y con quienes se reunió Santos dos días después de la consulta popular.

Bloqueo con el ELN

Santos, que ha bloqueado las conversaciones de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), a la espera de que la guerrilla libere al excongresista Odín Sánchez Montes de Oca, secuestrado hace seis meses, confía no obstante en que le liberen pronto para poder avanzar con esa guerrilla, la segunda después de las FARC.

"Hubo un traspiés el día que íbamos a iniciar esa fase pública porque no se cumplió con la liberación de unos secuestrados. Espero que muy pronto se dé para poder iniciarla, de manera que tengo toda la voluntad y la mejor intención para avanzar con el ELN también", afirmó el jefe de Estado.

Santos suspendió este jueves el viaje a Quito de su equipo negociador con lo cual la instalación de la mesa de diálogo programada quedó aplazada hasta tanto Sánchez, secuestrado por el ELN hace seis meses, regrese a la libertad "sano y salvo".

El ELN no comparte la suspension

Tras conocer el bloqueo, el ELN ha señalado en su cuenta de Twitter que no comparte la decisión de suspender las mesas de diálogo.

Por su parte, el jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano en los diálogos, Juan Camilo Restrepo, ha querido subrayar que desde el principio los compromisos adquiridos por su equipo y de la guerrilla incluían la necesaria liberación de los secuestrados: "Siempre se dejó claro que era necesaria la liberación efectiva del excongresista Odín Sánchez para dar inicio a esta fase pública", ha destacado.

La manzana de la discordia entre el Gobierno y la guerrilla, Odín Sánchez, está cautivo desde hace seis meses, cuando se entregó a cambio de su hermano Patrocinio, exgobernador del departamento del Chocó, en el noroeste de Colombia, quien fue secuestrado en 2013 por el ELN.

El comando central del ELN dio a conocer este miércoles los nombres de los integrantes de su equipo negociador, compuesto por 18 personas y liderado por Israel Ramírez Pineda, alias "Pablo Beltrán". El Gobierno de momento solo ha designado al exministro Restrepo y esperará a que la guerrilla libere al excongresista para tomar la decisión.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente