Anterior EE.UU. impone sanciones a empresas chinas y rusas por colaborar con Pyongyang Siguiente Los terroristas compraron clavos para "usar como metralla" y 500 litros de acetona para hacer bombas Arriba Ir arriba
 'Folklore #2', 2008 (Patricia Esquivias)
'Folklore #2', 2008 (Patricia Esquivias) noticias

La obra de arte en la era neoliberal

  • El Museo Reina Sofía expone una selección de sus fondos más contemporáneos

  • Una muestra de la reacción del arte ante los paradigmas actuales

|

El filósofo Pierre Dardot y el sociólogo Christian Laval acuñaron la expresión ‘la nueva razón del mundo’ para describir (y denunciar) cómo la idea de un mercado autorregulador se ha impuesto como institución básica de organización social. ¿Y cuál ha sido la reacción del arte? A esa pregunta quiere responder el Museo Reina Sofía con la exposición ‘Ficciones y territorios. Arte para pensar la nueva razón del mundo’, una selección, en la mayoría nuevas adquisiciones, de los fondos más recientes del museo.

Formada por obras de más de 50 artistas y obras de los últimos 30 años, la muestra “no tiene una voluntad de totalidad, es una muestra parcial, pero sí quiera apuntar el trabajo de los artistas en esta condición económica que es el neoliberalismo”, explica el director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, y añade que la exposición complemente muchas otras “como las muestras de la ocupación de las plazas a partir de 2011 que ya hemos tratado en profundidad”.

El cuestionamiento de la idea de globalización, territorio y de los grandes relatos de la modernidad, la crítica de la arquitectura utópica, o la presencia de la ideología postcolonialista y feminista son alguno de sus rasgos.

“Hay una serie de elementos claves, la idea de cambio de relaciones sociales y económicas, y cómo un artista puede reaccionar a una sociedad hipertecnificada en la que tener el último gadget tecnológico, el último iphone, es una promesa de felicidad”, añade Borja-Villel. Allan Sekula, Jorge Ribalta, Antoni Muntadas, Amos Gitai o Joaquim Jorda, son algunos de los artistas presentes.

Zoe Leonard, por ejemplo, reacciona con Analogue (Analógico, 1988-2009) en la que usa a la anacrónica fotografía analógica para retratar los escaparates del sur de Manhattan y un modo de vida obsolescente dentro del sistema neoliberal.

 Analogue (Analógico, 1988-2009), de Zoe Leonard. Analogue (Analógico, 1988-2009), de Zoe Leonard.

La coordinadora general de Colecciones, Rosario Peiró, traza las principales estrategias utilizadas por los artistas. “Se consolida la implantación del cine en la colección, y luego la presencia de experiencias performativas o teatro. Y es importante los trabajos sobre el tema de género y el arte latinoamericano, sin olvidar la escena nacional con obras importantes y contundente". 

 'Maqueta para un plató (el balneario de luz en el interior de una mina)', 2008. Josiah McElheny.

Así, la vídeoinstalación Labour in a Single Shot (2011-2014), de Harun Farocki y Antje Ehmann, retoma la idea de la primera película de los hermanos Lumière para mostrar una serie de pantallas con la salida de trabajadores de fábricas. Solo que ahora son trabajadores asiáticos de productos europeos o trabajadores latinoamericanos de productos asiáticos.

La exhibición, tan laberíntica como los caminos del arte actual, permanecerá abierta del 25 de octubre al 15 de marzo de 2017. “No es más que un ensayo abierto, que esperamos volver a hacer con bastantes frecuencia”, prometen sus responsables.

 'Maqueta para un plató (el balneario de luz en el interior de una mina)', 2008. Josiah McElheny.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente