Anterior El Congreso señala a Fernández Díaz, Cosidó y Pino como responsables del uso "partidista" de Interior Siguiente Prisión sin fianza para Villar y su hijo por lucrarse con la federación Arriba Ir arriba
'Supersonic', el documental de Oasis

Drogas, peleas y genialidad, el retrato más íntimo de Oasis en 'Supersonic'

  • El documental Supersonic aborda los cinco primeros años del mítico grupo

  • Su mayor atractivo, el material inédito de las giras cedido por los hermanos Gallagher

  • Liam y Noel Gallagher son los productores ejecutivos de la cinta, que se estrena el viernes

|

"Necesito ser yo, no quiero ser nadie más. Me siento supersónico" (I need to be myself I can`t be no one else, I`m feeling supersonic).

Allá por 1994, el grupo británico Oasis hizo toda una declaración de intenciones en el que fuera su sencillo de debut. Ese single, "Supersonic", sirve de tÍtulo al documental que se estrena este viernes en España.

Un viaje desde sus comienzos en un pequeño sótano de Manchester, hasta sus conciertos en grandes escenarios del mundo. Y la percha no puede ser más acertada porque el grupo, con los inclasificables hermanos Liam Noel Gallagher al frente, se nos muestra en toda su humanidad, en lucha por ser diferentes, por establecer nuevas normas dentro del rígido panorama musical de la época, e incluso atisbamos el precio a pagar por ello.

La razón supersónica

El documental, de casi 120 minutos, arranca y termina con el concierto que Oasis dio en Knebworth en 1996.

Casi un cuarto de millón de fans acudieron cada día, y eso que internet aun no había llegado a nuestras vidas. Supuso un hito histórico como concierto. Quizá el momento de mayor gloria del grupo. Y la razón de ser 'supersónico'.

Un talento políticamente incorrecto

La película, dirigida por Mat Whitecross (Camino a Guantánamo en 2006La doctrina del shock en 2009), se centra sólo en los primeros cinco años de vida de Oasis, radiografiando (con material videográfico inédito) su nacimiento, las relaciones de todos los miembros del grupo y el especial carácter de los Gallagher, tan geniales como destructivos.

Este es el mayor acierto del documental, una muestra de cómo cierto tipo de talento está en contradicción con las leyes mundanas de la vida (inevitable la comparativa con Amy, el documental). Drogas, peleas, destrucción sinsentido, reconciliaciones, ataques de nervios, más drogas... les pusieron en el ojo de la prensa más sensacionalista un día sí y otro también, pero en cierta forma fue el caldo con el que se crearon hits tan monumentales como "Wonderwall".

De este material inédito con el que se construye el documental destaca, por lo desgarradora que resulta, la secuencia en la que Noel abandona la banda y se escapa a San Francisco sin decirle a nadie su destino tras un 'colocón' de metanfetamina

Una separación sin resolver. ¿Una estrategia para su vuelta?

 Liam y Noel Gallagher Liam y Noel Gallagher

Pero si de algo carece el documental, a pesar de su preciosa factura visual, es de falta de entrega y de exceso de ego. Sí, nos muestra las miserias de los Gallagher pero solo las que ellos han querido que se vieran. Unas miserias escogidas: drogas, ira, destrucción, incluso algo de la turbulenta relación con su padre en la que parece hubo maltrato.

Pero ellos permanecen ajenos a la gran pregunta y a la que el espectador no encontrará respuesta: ¿por qué se separaron de verdad y por qué no se han vuelto a hablar? Y eso que todos los miembros fueron entrevistados, aunque nunca aparecen en el metraje. Solo sus voces en off, con imágenes de archivo o postproducción gráfica. Lo que al principio emociona, contar con los testimonios reales de Noel Liam, se vuelve intranscendente.

Y al espectador le resuena que algo falta o se simplifica de modo radical, como cuando en el documental Noel resume su difícil relación de hermanos diciendo que él es un gato y Liam es un perro. Quizá la respuesta es fruto de que los propios hermanos son productores ejecutivos del documental y han querido mantenerse en la idea de lo que para ellos fue Oasis. Un oasis que terminó en ese 1996 y no, con la separación real en 2009. Seguía el single "Supersonic": 'Puedes tenerlo todo, pero ¿cuánto lo quieres?' ("You can have it all but how much do you want it?").

Con todo, el documental realiza un magnifíco retrato de la construcción de una de las bandas más importantes del rock del siglo XX, cautivando a los que no sean fans de Oasis, por bucear en un momento de la historia de la música rock y mostrar un 'star system' al que internet cambiaría las reglas del juego.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente