Anterior El activista argentino Santiago Maldonado falleció "por ahogamiento" en un río, según la investigación Siguiente Superviviente de violencia: "No quería tener una niña para que no pasara por lo mismo que yo" Arriba Ir arriba
El presidente de Francia, Francois Hollande, y el de la Comisión Europa, Jean-Claude Juncker
El presidente de Francia, Francois Hollande, y el de la Comisión Europa, Jean-Claude Juncker REUTERS

La UE pide más esfuerzos para frenar la llegada y mejorar el retorno de los inmigrantes africanos

  • Los líderes europeos han debatido el control de los flujos migratorios durante la cumbre que sigue este viernes

  • Apuestan por colaborar con los países de origen y de tránsito

  • Fernández Díaz: "España es un modelo de lucha contra la inmigración irregular"

|

Los líderes de la Unión Europea (UE) han pedido este jueves más esfuerzos a los Estados miembros para frenar la llegada de inmigrantes irregulares a territorio comunitario, en particular procedentes de África, y para mejorar el número de devoluciones a los países de origen. Precisamente, esta tesis es defendida por España, que apuesta por reducir la inmigración ilegal mediante una política de cooperación con los países de origen y de tránsito de estas personas que intentan acceder a Europa.

Los jefes de Estado o Gobierno de la Unión han debatido en la primera jornada de la cumbre europea, que continúa este viernes, los avances en el control de los flujos migratorios, producidos sobre todo en la ruta de los Balcanes occidentales, donde las llegadas se redujeron un 98% entre septiembre del pasado año y el mismo mes de este año.

Mayores esfuerzos y colaboración con los países de origen

A la vista de que el número de llegadas a través del Mediterráneo central se mantiene en niveles similares a los años anteriores, los líderes han pedido en unas conclusiones "mayores esfuerzos", en particular para frenar las llegadas y "mejorar los índices de retorno".

Por ello, han recordado "la importancia de seguir trabajando para aplicar un marco de asociación que permita cooperar con cada uno de los países de origen o de tránsito" de la inmigración, con especial hincapié en África.

De forma paulatina la UE ha ido compartiendo esas tesis que el Gobierno español destaca que dieron resultado para resolver los momentos más críticos de la crisis que se vivió con la masiva llegada a las costas españolas de inmigrantes ilegales procedentes de países africanos.

En ese contexto, los líderes europeos han pedido a la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, que presente en la cumbre del próximo diciembre datos concretos sobre el número de llegadas y de retornos de inmigrantes de Mali, Senegal, Etiopía, Níger y Nigeria, los cinco países africanos con los que la UE ha empezado a trabajar en ese ámbito.

Según datos de la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas, UNHCR, el mayor número de inmigrantes llegados a Italia entre enero y agosto de este año procedía de Nigeria (más de 22.300), seguido de Eritrea (unos 15.000), Sudán (8.000) y Gambia (7.700).

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y la canciller alemana, Angela Merkel El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y la canciller alemana, Angela Merkel

Apoyo al pacto con Turquía

Por otra parte, los líderes se han referido en sus conclusiones al acuerdo migratorio entre la UE y Turquía y han subrayado que para que la situación en la ruta del Mediterráneo oriental se mantenga estable es preciso seguir aplicando ese pacto y apoyando a los países de los Balcanes occidentales.

Por ello, han solicitado el despliegue de esfuerzos adicionales para acelerar los retornos desde las islas griegas a Turquía, aumentando la eficiencia y rapidez de los procedimientos de asilo.

También han abogado por el nombramiento de coordinadores permanentes en los puntos críticos griegos y por que los Estados miembros respondan a las peticiones de envío de expertos y otros recursos por parte de las agencias de la UE para ayudar a Grecia.

Los 28 han insistido además en que hacen falta más progresos en los compromisos hacia todos los Estados miembros incluidos en el acuerdo con Turquía y reiteraron que los visados para los ciudadanos turcos se suprimirán una vez se hayan satisfecho todos los criterios exigidos.

Un equipo de intervención en casos extremos

Respecto al resto de las rutas migratorias, la UE se ha comprometido a seguir vigilando los flujos, también en el Mediterráneo occidental, para poder actuar con rapidez si fuera necesario.

A la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO), el Consejo ha pedido que haga operativo lo antes posible el equipo de intervención previsto para ayudar a los países que sufran una presión migratoria desproporcionada o cualquier otro problema en sus fronteras exteriores. A tal efecto, dicen las conclusiones, los países "comunicarán lo antes posible" el número de expertos que pueden enviar.

El Consejo ha urgido además a los Estados miembros a intensificar los esfuerzos para acelerar la reubicación en territorio europeo de los solicitantes de asilo llegados a Grecia e Italia, "en particular de los menores", y también los esquemas de reasentamiento de refugiados que se encuentran en terceros países.

Fernández Díaz: "La política de retorno es fundamental pero no única"

Por su parte, el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha expresado desde Roma que la política de retorno de inmigrantes irregulares "es fundamental pero no única" y ha defendido cooperar con los países de origen para abordar el fenómeno.

"La política de retorno es fundamenta pero no es única. Si queremos resolver problemas a medio y largo plazo tiene que hacerse con política de cooperación al desarrollo económico, social y de gobernanza en los países de origen y de tránsito", ha señalado a Efe.

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz

Fernández Díaz ha participado este jueves en la capital italiana en una cena de trabajo sobre el tema de la inmigración junto a los ministros del Interior del G6, el grupo de países más poblados de la Unión Europea: Alemania, España, Francia, Italia, Polonia y Reino Unido.

Además, el ministro en funciones ha detacado que en materia de inmigración "España está puesta como un modelo" y que en lo que concierne a la lucha contra las mafias y la inmigración irregular el país "está formando parte de la solución y no parte del problema".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente