Anterior La Audiencia de Madrid permite de nuevo circular al autobús de HazteOír Siguiente El Gobierno decidió aumentar su control a la Generalitat tras detectar un desvío de 6.150 euros Arriba Ir arriba
Montaje con las banderas de Canadá y la Unión Europea
Montaje con las banderas de Canadá y la Unión Europea. Getty Images

Canadá da por "concluidas y fracasadas" las negociaciones con Valonia sobre el CETA

  • La región belga de Valonia es la única entidad que se sigue oponiendo al CETA

  • Bélgica no puede dar su visto bueno sin el consentimiento de sus regiones

  • La Comisión Europea "no considera que éste sea el final del proceso"

|

La ministra de Comercio de Canadá, Chrystia Freeland, ha anunciado "el fin y el fracaso" de las negociaciones con Valonia, la región francófona de Bélgica, para desbloquear la firma del acuerdo de libre comercio con Canadá (CETA, por sus siglas en inglés).

Freeland ha abandonado la sede del Gobierno valón en Namur tras reunirse con el ministro presidente de Valonia, Paul Magnette, y ha dicho estar "muy decepcionada" por una "oportunidad perdida", según declaraciones recogidas por la cadena pública francófona RTBF. "Canadá está decepcionada, yo estoy personalmente muy decepcionada, he trabajado muy, muy fuerte. Hemos decidido volver a casa. Estoy realmente muy triste".

"En el transcurso de los últimos meses hemos trabajado mucho con la Comisión (Europea) y los Estados miembros. Pero parece evidente que la UE no es capaz por el momento de tener un acuerdo internacional, ni siquiera con un país como Canadá que tiene los mismos valores europeos, un país tan amable, tan paciente", ha subrayado la ministra canadiense.

Durante todo el día el presidente regional de Valonia ha mantenido reuniones con representantes del Gobierno canadiense con el objetivo de encontrar soluciones a su veto. En un receso de los contactos, Magnette ha explicado en la Cámara regional que seguían existiendo "dificultades", especialmente con el mecanismo de arbitraje entre Estados y multinacionales.

No obstante, Magnette ha añadido que las reservas de Valonia no están dirigidas únicamente al acuerdo con Canadá sino que también versan sobre el enfoque general de la política comercial. "No se trata únicamente del CETA, se trata de todos los acuerdos comerciales bilaterales del futuro. ¿Qué globalización queremos? (Se fijarán) estándares que se convertirán en la regla de la UE" en las negociaciones futuras con otros países desarrollados".

El CETA ha sido uno de los temas principales en la cumbre de líderes europeos que ha tenido lugar este viernes. Sin embargo, el encuentro de jefes de Estado y de Gobierno ha finalizado antes de que la ministra canadiense constatase el "fracaso" de las negociaciones.

Por su parte, la Comisión Europea "no considera que éste sea el final del proceso que allane el camino a la firma del tratado comercial entre la Unión Europea y Canadá", según han precisado a Efe fuentes comunitarias.

El pasado viernes el Parlamento de Valonia ya votó en contra de firmar ese acuerdo comercial, momento desde el que se vienen sucediendo reuniones a contrarreloj entre las autoridades federales belgas, valonas y comunitarias. Bélgica no puede dar su visto bueno al tratado sin el consentimiento de sus regiones, que tienen competencia en este tipo de decisiones que han de tomarse a nivel federal.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente