Anterior Mugabe se resiste a dimitir pero su partido le somete a una moción de censura Siguiente Barcelona se queda en primera ronda sin la Agencia Europea del Medicamento, que se irá a Ámsterdam Arriba Ir arriba
Ordenadores con el logo de Intel
Ordenadores con el logo de Intel. REUTERS Kim Kyung-Hoon

El abogado general apoya el recurso de Intel ante la Justicia europea por la multa de 1.060 millones

  • Cree que el Tribunal General valoró mal unos "descuentos por exclusividad"

  • Considera que no demostró el abuso de posición dominante de la estadounidense

|

Un abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha apoyado el recurso de casación de la empresa estadounidense Intel contra la multa de 1.060 millones de euros que Bruselas le impuso por abusar de su posición dominante.

El abogado general Nils Wahl se pronunció así en contra de la posición que defiende la Comisión Europea, que sancionó en 2009 a Intel por haber abusado de su posición dominante en el mercado de los procesadores entre 2002 y 2007, y de la sentencia del Tribunal General de la Unión Europea, que cree que debe anularse.

Wahl considera que el Tribunal General incurrió en un error de Derecho al valorar unos "descuentos por exclusividad" que Intel concedió a los fabricantes de ordenadores Dell, HP, NEC y Lenovo, a los que, según la Comisión Europea, les imponía la condición de que le compraran la totalidad o la casi totalidad de sus procesadores x86.

El Tribunal General consideró que cuando este tipo de descuentos son concedidos por una empresa en posición dominante, "son incompatibles con el objetivo de conseguir una competencia no distorsionada en el mercado común". Sin embargo, el jurista rechaza que su mera concesión no exija considerar todas las circunstancias del caso para demostrar que existe un abuso de posición dominante.

No se comprobó que se restringiera la competencia

También cuestiona al Tribunal General por no haber comprobado si el comportamiento de Intel había sido capaz de restringir la competencia en 2006 y 2007, en concreto, y considera que de haberlo hecho habría tenido que declarar que no se podía decir de manera concluyente.

Además, afirma que para poder hablar de "descuentos por exclusividad", se tiene que obligar a que el cliente adquiera toda o la mayor parte de sus suministros a la empresa en posición dominante, algo que sostiene que no sucedió en este caso. En concreto, menciona que HP y Lenovo todavía podían comprar a la competidora directa de Intel Advanced Micro Devices, Inc. (AMD) cantidades significativas de procesadores x86.

No obstante, Wahl señala que el hecho de que la multimillonaria multa impuesta en 2009 batiera todos los récords existentes hasta entonces no la convierte en desproporcionada en sí misma.

El abogado general cree que por estos y más motivos, la sentencia del Tribunal General debería anularse, aunque se pronuncia a favor de devolver el asunto a esta corte para que examine el conjunto de las circunstancias del caso.

Si bien las conclusiones de los abogados generales no son vinculantes, el Tribunal de Justicia suele pronunciar sentencia en el mismo sentido en la mayor parte de los casos.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente