Anterior La ONU alerta de que Yemen sufre "la mayor crisis humanitaria del mundo" Siguiente Rajoy niega al juez el cobro de sobresueldos y dice que "jamás" conoció la existencia de una caja B Arriba Ir arriba
El presidente del FROB, Jaime Ponce, comparece ante la Comisión de Economía del Congreso
El presidente del FROB, Jaime Ponce, comparece ante la Comisión de Economía del Congreso. EFE Zipi

España ha recuperado el 8,2% de los 58.996 millones de ayudas públicas a la banca, según el FROB

  • El presidente del FROB cifra lo recuperado en 4.837 millones de euros

  • El balance final dependerá de las desinversiones en Bankia, BMN y Sareb

  • El organismo estudia tanto la fusión de Bankia y BMN como su venta individual

  • El FROB se ha personado en 24 causas penales contra entidades nacionalizadas

|

España ha concedido un total de 58.996 millones de euros en ayudas directas a la banca desde el comienzo de la crisis, mientras que las recuperaciones se sitúan en 4.837 millones, lo que supone apenas el 8,2% del total.

Así lo explicó el presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Jaime Ponce, durante su comparecencia ante la Comisión de Economía y Competitividad del Congreso de los Diputados.

En concreto, la inyección del FROB alcanza los 54.353 millones, a lo que suma la aportación a la Sareb, que suponen otros 2.192 millones de euros. Esto arroja un saldo de 56.545 millones de euros.

Pero esta cifra se ve aumentada hasta los citados 58.996 millones del rescate de la banca con el apunte de la estimación de las pérdidas por los Esquemas de Protección de Activos (EPAs) y las garantías que suponen 2.451 millones de euros.

La cifra final dependerá de las desinversiones

No obstante, el responsable del FROB señaló que las ayudas definitivamente recuperadas dependerán de la evolución y desinversión final de las entidades participadas (BFA-Bankia, BMN y Sareb), así como de la amortización final y pago de intereses de los bonos convertibles (cocos) en circulación (CEISS y Caja3-Ibercaja) y de las desviaciones que pudieran producirse en el coste final de las garantías otorgadas.

Ponce apuntó que para completar esta cifra habría que añadir los 19.607 millones de euros aportados por el Fondo de Garantía de Depósitos, que se nutre de la aportación de las propias entidades de crédito.

Adicionalmente, desde el comienzo de la crisis se ha apoyado la liquidez de las entidades mediante avales del Estado y líneas extraordinarias por valor de 177.976 millones de euros. De esta cifra, prácticamente la totalidad se ha recuperado con sus correspondientes intereses y el saldo que queda vivo corresponde a los bonos de la Sareb por 50.781 millones de euros, de los que se han amortizado 7.305 millones.

El presidente del FROB subrayó que estas cifras se refieren a las cuantías empleadas directamente en los procesos de reestructuración. Así, puso como ejemplo unos 1.500 millones de euros como gastos financieros, otros 110 millones por compensaciones al Fondo de Garantía de Depósitos o los gastos derivados de la contratación de informes de valoración, representantes de las entidades, notarías y otros asesoramientos por 28 millones.

Fusión de Bankia y BMN

Por el lado de las recuperaciones, Ponce repitió que la cuantificación del coste final de las ayudas públicas depende de la venta final de las participaciones en Bankia y BMN, "algo que como digo es muy difícil de estimar, máxime teniendo en cuenta la volatilidad de los mercados" y aclaró que el organismo estudia con "idéntica profundidad" la fusión de Bankia y BMN que su desinversión de manera individual.

"Es importante subrayar que, al mismo tiempo, otras alternativas que pasen por la desinversión individual de las entidades, deben estudiarse con idéntica profundidad y propósito", dijo. La opción de sacar a Bolsa BMN se descartó al considerar que el mercado no valoraría correctamente a la entidad.

La eventual fusión de Bankia y BMN se encuentra todavía "en fase de estudio y contraste de las mejores alternativas para maximizar el valor de estas entidades y optimizar la recuperación de las ayudas". Tras avanzar en los trabajos y haber analizado "bien" las posibilidades hay que adoptar una decisión, si bien advirtió de que esta decisión debe tomarse "con un Gobierno en plenas funciones".

El FROB también tendrá que estudiar los plazos que marca la ley española para la desinversión de BMN y Bankia, ya que en el primer caso se tiene hasta marzo de 2018 y en el segundo hasta finales de 2017.

Personado en 24 causas penales

Ponce ha indicado que dentro de los trabajos llevados a cabo en la investigación y análisis de prácticas de gestión presuntamente irregulares de las entidades que recibieron ayudas, el organismo se ha personado en 24 causas penales. De ellas, 20 están iniciadas por denuncias del propio FROB.

En el marco del protocolo para impulsar actuaciones judiciales, el FROB ha revisado 90 operaciones de las entidades relacionadas con el tráfico inmobiliario y prácticas retributivas, de las que finalmente se han trasladado 47 a la Fiscalía especial contra la corrupción y la criminalidad organizada. Dichas operaciones supondrían un perjuicio económico global estimado de 3.587,8 millones de euros.

Las dos últimas actuaciones de traslado a la Fiscalía que ha llevado a cabo el FROB han sido relativas a Caja Granada, Sa Nostra y Caja Penedés, y las antiguas Bancaja y Caja Madrid.

En el primer caso, en julio de 2015 el FROB remitió cinco operaciones que implicaron un quebranto patrimonial aproximado de 175 millones de euros, mientras que en el segundo, el organismo, envió en marzo de 2016 diez operaciones con un perjuicio estimado de unos 1.503 millones. "Creo que el FROB viene ejerciendo con diligencia sus responsabilidades en esta materia", ha concluido Ponce.

Aportación de la banca española al Fondo Común de Resolución

La banca española ha contribuido con 1.420 millones de euros al Fondo Común de Resolución europeo, lo que supone el 13% del total y cuya dotación total deberá alcanzar en 2023 los 55.000 millones, según Ponce. Este fondo, creado en enero y financiado con las contribuciones de los bancos sujetos a la supervisión del Banco Central Europeo (BCE), cuenta ya con 10.800 millones de euros.

El fondo está administrado por la Junta Única de Resolución europea, que es la responsable de ejercer las competencias de resolución de las entidades de crédito españolas más significativas, es decir, de los 14 grupos bancarios españoles más importantes, que se suman a los 116 grandes bancos de la zona euro.

Según Ponce, la Junta prevé para finales de este año tener elaborados los planes de resolución de 12 de las 14 entidades españolas, y el pasado 12 de octubre ya fueron aprobados los planes de tres de ellas.

El dirigente del FROB también ha indicado que el Fondo de Resolución Nacional, dotado con las contribuciones de las empresas de servicio de inversión que no están incluidas en el ámbito del fondo europeo, cuenta actualmente con más de 2,5 millones de euros procedentes de las contribuciones de 28 entidades bancarias.

En las próximas semanas esta entidad nacional recibirá los primeros planes de resolución de entidades de crédito y empresas de servicios de inversiones de Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), respectivamente. Además se están ultimando convenios de mayor colaboración entre el FROB y el supervisor y el regulador español para ser más eficientes y poder adoptar en el futuro medidas de actuación tempranas.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente