Anterior Expertos de la ONU advierten contra el aumento del racismo en EE.UU. tras los sucesos de Charlottesville Siguiente Zidane suma su séptimo título con otro recital del Real Madrid ante el Barça Arriba Ir arriba
Un cliente devuelve su Galaxy Note 7 en Seúl
Un cliente devuelve su Galaxy Note 7 en Seúl. AFP PHOTO YONHAP

El banco central surcoreano rebaja su previsión de crecimiento por el impacto de Samsung

  • Cree que el PIB crecerá un 2,8% el próximo año, una décima menos de lo previsto

  • Los ingresos de Samsung equivalen aproximadamente al 17% del PIB del país

|

El banco central surcoreano ha rebajado en una décima su previsión de crecimiento para este año del producto interior bruto (PIB) hasta dejarla en el 2,8%. Una decisión en la que ha pesado la crisis que sufre Samsung, cuyos resultados se han visto deteriorados por el cese definitivo de producción del Galaxy Note 7.

La previsión del Banco de Corea (BoK), que en su pronóstico de hace tres meses situó el alza del PIB en el 2,9%, está por debajo de las previsiones del Gobierno surcoreano que preside Park Geun-hye y que consideran que la cuarta economía de Asia crecerá este año un 3%

El gobernador de la entidad emisora, Lee Ju-yeol dijo a su vez en rueda de prensa que en todo caso Corea del Sur no tendría problema para crecer por lo menos un 2,7% en este ejercicio.

En declaraciones recogidas por la agencia Yonhap, Lee también afirmó que el ente que dirige tuvo en cuenta en su reunión mensual de política monetaria el caso del teléfono Galaxy Note 7 de Samsung Electronics.

La empresa surcoreana anunció el martes que cancelaba definitivamente la producción de esta tableta y teléfono inteligente por los continuos y peligrosos casos de combustión de los aparatos.

Samsung supone el 17% del PIB de Corea del Sur

Esta decisión sin precedentes en la industria de la telefonía móvil le va suponer pérdidas multimillonarias al gigante tecnológico, cuyos ingresos equivalen aproximadamente al 17% del PIB surcoreano.

A su vez, la junta de política monetaria decidió mantener los tipos de interés en el mínimo histórico del 1,25%. La entidad consideró en un comunicado que las exportaciones, que componen el 50% del PIB, aún mantienen su declive.

Aún así, argumenta que el incremento de la demanda doméstica, especialmente gracias al sector de la construcción, está compensando parcialmente esta tendencia.

Destacó también que el paro ha subido ligeramente (cuatro décimas interanuales en septiembre hasta el 3,6%) aunque a su vez la inflación mejoró también en el noveno mes del año hasta situarse en el 1,2%.

El BoK prevé que la economía surcoreana siga mostrando un crecimiento modesto gracias a la paulatina recuperación del comercio internacional y a los efectos de las políticas monetarias expansionistas en varias regiones, aunque destaca el alto nivel de incertidumbre al que aún se enfrenta.
 

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente