Anterior La ONU alerta de que Yemen sufre "la mayor crisis humanitaria del mundo" Siguiente Rajoy niega al juez el cobro de sobresueldos y dice que "jamás" conoció la existencia de una caja B Arriba Ir arriba
Francisco Verdú asegura que advirtió a Rato "de consecuencias" si usaba la tarjeta opaca

El exconsejero delegado de Bankia advirtió a Rato "de consecuencias" si usaba la tarjeta opaca

  • Francisco Verdú comparece como testigo en el juicio de la Audiencia Nacional

  • El exnúmero dos de Bankia devolvió la tarjeta a recursos humanos

  • Bankia niega que se manipulara el desglose de gastos de las 'black', aportado como prueba principal

|

El ex consejero delegado de Bankia Francisco Verdú ha señalado ante la Audiencia Nacional que el expresidente de la entidad Rodrigo Rato "se enfadó bastante" cuando rechazó la tarjeta opaca que éste le entregó, ya que su uso podría acarrear "importantes consecuencias".

Así lo ha señalado Verdú, que ha declarado en calidad de testigo, y que ha relatado que expuso a Rato "las consecuencias importantes que podía tener" si usaba dicha tarjeta para uso personal, ya que ésta no formaba parte de su retribución al no estar incluida en su contrato.

Además, en dos conversaciones con Rato y con el exdirector general de Medios de Caja Madrid, Ildefonso Sánchez Barcoj, les aconsejó que no emplearan sus tarjetas porque sino "acabarían saliendo en los papeles", ha dicho Verdú sin ofrecer más detalles.

"(Rato) me dijo, 'quédatela y te lo piensas'", ha indicado Verdú, quien ha añadido que nunca llegó a abrir el sobre del que le hizo entrega el presidente, sino que lo dejó "en un cajón y después lo devolví a recursos humanos".

Asimismo, ha dicho que Rato "estaba preocupado desde hacía meses" por las consecuencias del decreto De Guindos, que limitaba la retribución de los ejecutivos de empresas que habían tenido ayuda pública, por lo que dispuso de este sistema de tarjetas de crédito para "gastos sin justificar".

Insiste en la "mala praxis bancaria"

Verdú insiste en que dijo al presidente que la entrega de esas tarjetas era una "mala praxis bancaria", porque "en 30 años de profesión" jamás había visto "algo semejante". En su calidad de testigo está obligado a decir la verdad y ha señalado que nunca firmó un contrato por la recepción de la tarjeta que se le asignó y que alguien había suplantado su firma.

Verdú explicó que en otras empresas para las que ha trabajado ha dispuesto de una tarjeta corporativa, cuyos gastos siempre tuvo que justificar y ha citado al Banco de Vizcaya, Indubanc, Caja de Ahorros de Valencia, Banco Exterior, Banco de Gestión Financiera, Argentaria y Banca March.

A preguntas de una de las defensas, Verdú dijo que no dio orden de que se cancelasen todas las tarjetas "porque la tarjeta me la da el presidente y yo no puedo rectificar la orden de mi inmediato superior".

El exdirectivo ha añadido que desconocía la existencia de las visas opacas en Caja Madrid, que conoció en octubre de 2014 por los medios de comunicación. No obstante ha afirmado que con su rechazo a aceptar el plástico cree que "desactivó esta mala práctica" la cual "no tuvo más recorrido".

Las tarjetas se emitieron al margen del procedimiento legal

Por su parte, el director corporativo de auditoría de Bankia, Iñaki Azaola, ha precisado que las tarjetas se emitieron al margen del procedimiento legal estipulado y ha negado que se manipularan los datos publicados en la famosa hoja Excel sobre el desglose de las compras efectuadas.

En respuesta a las preguntas de las partes, Azaola ha explicado cómo elaboró la auditoría el informe relacionado con la práctica de las Visas opacas y ha señalado directamente a la Comisión de Medios, que dependía de Ildefonso Sánchez Barcoj, como el órgano que daba las instrucciones directas para su emisión, sin que pasaran por Recursos Humanos.

"El informe ha sido escrupuloso con las personas. No hay forma de conocer dato individual de uso de ningún consejero. La única información es agregada por conceptos sin otro objetivo que demostrar que no eran gastos de representación y que había algún tipo de irregularidad en los mismos", ha dicho el auditor rechazando la postura de los acusados que impugnaron la prueba pericial al entender que se había vulnerado la Ley de Protección de Datos con su difusión.

"No han sido datos tocados ni manipulados, sino que están extraídos", ha respondido Azaola en referencia a la hoja Excel de Bankia. Del documento presentado por Bankia se desprende además que existían dos tipos de Visas, las Oro, que correspondían a directivos y consejeros ejecutivos y las Plata, que se otorgaban a órganos de gobierno y miembros de la Comisión de Control; un sistema aplicable a Caja Madrid y Bankia porque, en palabras de Azaola, las tarjetas eran "exactamente las mismas" en las dos entidades.

Sánchez Barcoj pide un careo con De la Torre

El abogado defensor del ex director general de Caja Madrid Ildefonso Sánchez Barcoj ha pedido un careo con el exsecretario del Consejo de Administración Enrique de la Torre, que negó ayer que fuera él el que daba a los consejeros instrucciones sobre las tarjetas opacas, ya que todos ellos estaban de sobra cualificados para saber lo que era una tarjeta de representación.

Además, rechazó que se tratara de una retribución, contradiciendo lo afirmado por varios de los acusados, muchos de los cuales le han señalado como la persona que entregaba las tarjetas y les explicaba cómo utilizarlas. Sánchez Barcoj declaró que la tarjeta, que recibió directamente del presidente ejecutivo, Miguel Blesa, era parte de su salario, que se recibía a través de una tarjeta de libre disposición.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente