Anterior La ONU alerta de que Yemen sufre "la mayor crisis humanitaria del mundo" Siguiente Rajoy niega al juez el cobro de sobresueldos y dice que "jamás" conoció la existencia de una caja B Arriba Ir arriba
Los ganadores del Nobel de Economía 2016, Oliver Hart y Bengt Holmström
Los ganadores del Nobel de Economía 2016, Oliver Hart y Bengt Holmström. AFP PHOTO JONATHAN NACKSTRAND

Oliver Hart y Bengt Holmström, Nobel de Economía 2016 por su contribución a la teoría de los contratos

  • Ambos estudian las retribuciones por rendimiento y objetivos a los ejecutivos

  • También han analizado la privatización de actividades propias del sector público

  • Son profesores de Harvard y del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT)

|

Oliver Hart y Bengt Holmström han sido galardonados con el premio Nobel de Economía 2016 por "sus contribuciones a la teoría de los contratos". El jurado ha reconocido el trabajo de los dos en un ámbito que está presente en todos los aspectos de la sociedad. "Las economías modernas se mantienen por innumerables contratos", ha señalado la Real Academia de Ciencias de Suecia.

El fallo ha subrayado que las "nuevas herramientas teóricas" creadas por Hart y Holmström, profesores de la Universidad de Harvard y del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), respectivamente, "son valiosas para comprender los contratos en la vida real, así como los riesgos potenciales en su diseño".

El trabajo del dúo, según el jurado, "establece una base intelectual para el diseño de políticas e instituciones en muchas áreas, desde la legislación sobre quiebras a las constituciones nacionales".

"Hay muchas relaciones contractuales en la sociedad, como la que hay entre accionistas y ejecutivos de una empresa, entre una compañía de seguros y el dueño de un vehículo asegurado o entre una autoridad pública y sus proveedores. Como este tipo de relaciones suelen implicar conflictos de interés, los contratos deben ser diseñados adecuadamente para garantizar que las partes tomen decisiones mutuamente beneficiosas", ha señalado la Academia sueca.

Según el fallo, Hart y Holmström han establecido un "marco comprensivo para analizar cuestiones diversas en el diseño de contratos", como pueden ser las retribuciones por rendimiento y objetivos a los ejecutivos, las deducciones y copagos en los seguros y la privatización de actividades propias del sector público.

Los premiados destacan la importancia de los contratos

Holmström, nacido en 1949 en Helsinki, ha ahondado en la optimización de los contratos incluyendo incentivos o elementos ligados al rendimiento para que el agente (el contratado) opere en beneficio máximo del principal (empresa). Así, ideó un modelo que apunta que el contrato óptimo busca el equilibrio entre los riesgos y los incentivos.

Por su parte Hart, nacido en 1948 en Londres, realizó -a juicio del comité- "contribuciones fundamentales" en una rama de la teoría contractual, la de los contratos incompletos. Las aplicaciones prácticas de estos avances teóricos abarcan cuestiones tan diversas como qué tipo de empresas tiene sentido económico que se fusionen, qué proporción de financiación debe hacerse vía deuda y cuál a través de acciones, y qué instituciones deberían ser gestionadas por el sector privado (como pueden ser la gestión de prisiones y escuelas).

"Mi primera reacción fue abrazar a mi esposa, despertar a mi hijo menor... y de hecho, hablar con mi compañero de premio", ha declarado Oliver Hart minutos después de conocer la noticia. Mientras, Holmström ha asegurado sentirse "muy afortunado y agradecido" y se ha mostrado "muy contento" de haber ganado el Nobel junto a Hart, al que le une una gran amistad.

Sobre los argumentos para recibir el prestigioso galardón, Hart ha destacado la importancia de los contratos para la economía, ya que "resultan fundamentales para la idea de que el comercio es quid pro quo y hay dos partes en la transacción".

Nobel compartido tras dos años otorgado a título individual

Con la decisión de este lunes, el Nobel de Economía rompe la tendencia de los dos últimos años, cuando el galardón fue otorgado de manera individual a Angus Deaton (2015) y Jean Tirole (2014).

Este galardón no es en sí mismo un Premio Nobel, ya que no fue designado por Alfred Nobel, que estableció los premios en su testamento en 1895. Su denominación exacta es 'Premio de Ciencias Económicas del Banco de Suecia en memoria de Alfred Nobel' y se concedió por primera vez en 1969.

Eso sí, cuenta con idéntica dotación que el resto (8 millones de coronas suecas, unos 828.000 euros al cambio actual) y se entrega a la vez, cada 10 de diciembre, aniversario del fallecimiento del inventor de la dinamita.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente