Anterior España hace disfrutar y se rueda ante una Venezuela cohibida Siguiente Los Mossos d'Esquadra no saben "con precisión" quién es el terrorista huido y desconocen su paradero Arriba Ir arriba
Una mujer firma en el libro de condolencias durante el funeral de Maria Villar
Una mujer firma en el libro de condolencias durante el funeral de Maria Villar. afp photo GARI GARAIALDE

La Fiscalía mexicana desmiente que el secuestro de María Villar fuera coordinado desde la cárcel

  • La Procuraduría General de la República sale al paso de noticias difundidas

  • Según Televisa, el cerebro del crimen negoció desde la cárcel con el marido

|

La Fiscalía mexicana ha salido al paso de lo publicado por varios medios para negar que el secuestro de la española María Villar, asesinada el mes pasado en México pese al pago de rescate, hubiera sido coordinado desde la cárcel por el presunto líder de la banda de secuestradores responsable del crimen.

"En relación con versiones periodísticas, según las cuales desde un centro de reclusión se habría coordinado el plagio (secuestro)", la Procuraduría General de la República (PGR) aclara que "dicha información no consta en el expediente de la investigación correspondiente", según un comunicado enviado por la Fiscalía a Efe.

Responde así a la información de la cadena Televisa, que la noche del martes contó que el supuesto cerebro del crimen -que sería el líder de la banda de secuestradoreshabló desde el interior de la cárcel con el esposo de la víctima para negociar su rescate. De este modo, el secuestro y asesinato de María Villar Galaz, sobrina del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, habría sido planeado por un preso del Reclusorio Oriente de la Ciudada de México.

La Procuraduría General recuerda en su comunicado que, tal y como se informó el pasado lunes en una rueda de prensa, "hasta el momento una persona ha sido detenida por su vinculación directa con los hechos".

"Las investigaciones continúan", detalla la fiscalía, y añade que "informará en su momento a la sociedad sobre nuevos avances de la indagatoria" y reitera "su compromiso para impedir que prevalezca la impunidad ante estos deplorables sucesos".

Secuestro exprés y posterior asesinato

La cadena de televisión mexicana daba detalles de esa supuesta negociación desde prisión del líder de los secuestradores con el marido de Villar Galaz. "Desde esa cárcel habló con el esposo de la víctima, negoció, y aparentemente era el líder de la banda de secuestradores", sostuvo Televisa.

Según esa versión, "el pasado 13 de septiembre tres integrantes de este grupo criminal se reunieron afuera de la estación Auditorio del Metro, en Paseo de la Reforma, y se pusieron de acuerdo para llevar a cabo un secuestro exprés en Santa Fe (barrio del oeste de la capital)", donde fue capturada la víctima.

"El 14 de septiembre, desde el Reclusorio Oriente, se hicieron las llamadas para negociar el pago del rescate. Se acordó que serían 65.000 pesos (3.386 dólares) y se entregarían en la colonia Santa Cruz Meyehualco, en un sitio que está muy cerca de la casa de Óscar Saúl Roldán Rodríguez (único detenido en el caso), en Iztapalapa", en el oriente de la capital.

Tras el cobro del rescate, "los delincuentes fueron a otro cajero automático en Iztapalapa y retiraron 3.000 pesos (155,4 dólares) de una segunda tarjeta bancaria, (y) después asesinaron a María Villar", según la versión de la cadena.

Estado de la investigación

La Fiscalía informó hace dos días de que Villar Galaz, de 39 años, ejecutiva en la División de Servicios de Consultoría de Negocios de IBM México, fue una víctima "circunstancial" de un grupo de delincuentes muy violento entre los que se encontraba un hombre identificado como Óscar Saúl "N", detenido el jueves pasado.

Las investigaciones del Estado apuntan a que el pasado 13 de septiembre, cuando sucedieron los hechos, tres integrantes del grupo criminal se reunieron en la estación del Metro Auditorio para organizar un secuestro exprés en la zona de Santa Fe, donde se encontraba la víctima con un amigo, tomando un café en un centro comercial.

María Villar habría tratado de defenderse, pero fue inmovilizada con descargas eléctricas. Así, según las pesquisas, el detenido habría realizado varias retiradas de dinero en cajeros automáticos, tal y como se pudo comprobar en las imágenes de las cámaras de seguridad de los bancos.

La familia de la joven aseguró que pagó todo el rescate que negociaron con sus captores, y no solamente una parte. "Pagamos el rescate que se nos pidió, les dimos lo que se negoció, ni más ni menos", explicó días después de conocerse la noticia una de sus hermanas en declaraciones a 'El Correo'.

La española fue hallada sin vida el 15 de septiembre, dos días después de su secuestro, en un riachuelo en una comunidad llamada Mirasol, en el municipio de Santiago Tianguistenco, en el central estado de México, vecino de la capital.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente