Anterior El número de parados bajó en 340.700 en el segundo trimestre y la tasa de desempleo cayó al 17,22% Siguiente Mireia Belmonte completa la triple corona con su oro mundial en 200 mariposa Arriba Ir arriba
El presidente Turco Recep Tayipp Erdogán y el cómico alemán Jan Böhmermann
El presidente Turco Recep Tayipp Erdogán y el cómico alemán Jan Böhmermann AFP SEBASTIAN CASTANEDA

Archivada la denuncia por injurias de Erdogan contra un humorista alemán

  • Jan Böhmermann retrata un Erdogán aficionado al bestialismo y pedófilo

  • Lo hizo en un programa emitido en marzo en la cadena pública ZDF

  • Se acusó al humorista de "ofensa a representantes de Estado extranjeros"

|

La Fiscalía de Alemania ha informado este martes de que archiva el proceso abierto por la denuncia por injurias que presentó el presidente de TurquíaRecep Tayyip Erdogán, contra un conocido humorista alemán, una demanda que avivó las tensiones diplomáticas entre los dos países.

Según afirma la Fiscalía de Maguncia (oeste), encargada de la investigación, "no se puede probar con la seguridad necesaria la existencia de hechos punibles".

Böhmermann, conductor de un inconoclasta late-night llamado Neo Magazin Royale en la cadena pública ZDFrecitó en marzo ante las cámaras unos versos que retrataban a un Erdogán aficionado al bestialismo y con inclinaciones pedófilas.

De los chistes al incidente diplomático

Erdogan presentó una demanda penal por injurias y, al mismo tiempo, su Gobierno pidió la apertura de un proceso basado en el artículo 103 del Código Penal alemán, que tipifica como delito la injuria a jefes de Estado extranjeros.

La apertura de ese proceso requería el visto bueno del Ejecutivo de Berlín y la canciller alemana, Ángela Merkel, lo concedió, una decisión por la que recibió duras críticas en el país y que rechazaron sus socios socialdemócratas en la gran coalición.

La Fiscalía ha dudado este martes de que el cómico Jan Böhmermann, al recitar su poema sobre Erdogan, ofendiera de forma deliberada al presidente turco y cuestionó de hecho que su intervención fuera injuriosa.

Una crítica a la falta de libertades en Turquía

En el marco del debate sobre las libertades en Turquía, Böhmermann ha explicado en su programa que quería mostrar las diferencias entre la parodia y las injurias y recitó a modo de ejemplo lo que llamó "una crítica injuriosa", en la que acusaba a Erdogan de practicar la zoofilia, golpear a menores o maltratar a discapacitados.

La Fiscalía ha considerado que el cómico utilizó ese poema como ejemplo de los límites de la libertad de expresión y ha estimado que una una sátira no es delito si la caricaturización de debilidades humanas no supone una difamación grave de una persona.

Por su parte, en la Audiencia de Hamburgo (norte) sigue abierto un proceso civil en el que se estudia la petición de Erdogan de prohibir la difusión del poema del humorista.

Libertad de expresión versus política y diplomacia

No es la primera vez que Ankara protesta airadamente por una burla contra su presidente. También en marzo, el Ejecutivo turco exigió la retirada de internet de un vídeo de la cadena regional NDR que satirizaba el tratamiento que daba Erdogan a los periodistas, después de la detención de dos editores del diario Cumhuriyet.

El anunció de la Fiscalía de Maguncia se ha conocido el mismo día en el que un grupo de diputados alemanes ha emprendido un viaje a Turquía con el objetivo de visitar a las tropas germanas destacadas en la base turca de Incirlik, tras levantar Ankara el veto que había impuesto.

Después de que el Parlamento alemán aprobara en junio una resolución de condena del "genocidio armenio", que desató las protestas turcas, el Gobierno de Ankara impidió las visitas alemanas a Incirlik, desde donde tropas germanas apoyan a la coalición internacional que lucha contra el Estado Islámico en Siria.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente