Anterior La Asociación de víctimas del accidente de Spanair pide la desclasificación de los documentos Siguiente Los Mossos confirman que dos personas fallecieron en Alcanar y que desconocen "quién" es el huido Arriba Ir arriba
Los socialistas Pedro Sánchez y Antonio Hernando durante la constitución del Congreso
El líder socialista, Pedro Sánchez, y el portavoz parlamenterio, Antonio Hernando durante la constitución del Congreso. EFE Ballesteros

La reunión del grupo socialista en el Congreso anticipa división en el Comité Federal del sábado

  • Madina y Barreda, entre otros, serían contrarios a la propuesta de Sánchez 

  • Las federaciones de Madrid, Navarra, Castilla y León, Galicia y Murcia, a favor

|

La reunión del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados celebrada este martes anticipa división en torno a la propuesta del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de celebrar un congreso ordinario en diciembre, que se va a debatir en el Comité Federal del partido el próximo sábado.

Los 15 diputados que han tomado la palabra en la reunión, según han informado fuentes parlamentarias a Servimedia, han evidenciado esa división. De ellos, 10 se habrían pronunciado en contra del congreso federal que pretende el secretario general, Pedro Sánchez, y sólo 5 a favor.

En realidad, habían pedido la palabra 26, pero el portavoz del grupo, Antonio Hernando, ha cortado la reunión a las 15:45, ya que 15 minutos después comenzaba el pleno.

Entre los partidarios, estarían el expresidente del Congreso de los Diputados, Patxi López; el diputado madrileño Rafael Simancas, el balear Pere Joan Pons y el navarro Jesús María Fernández. Estas cuatro federaciones, junto a la de Castilla y León, la gallega y la murciana, son las que Sánchez tiene más claramente de su lado.

En contra, los andaluces en bloque, aunque de los siete que pidieron la palabra sólo les dio tiempo a hablar a cuatro. El portavoz, Antonio Pradas, también miembro de la Ejecutiva federal, ha señalado a la salida que esperaba que la "mayoría de reparos" al congreso inmediato se repitiera en el Comité Federal.

Reproches a Sánchez

También se han pronunciado en contra, entre otros (ya lo había hecho antes de entrar), Eduardo Madina y el expresidente de la Junta de Castilla-La Mancha José María Barreda.

De acuerdo con las fuentes citadas, el encuentro ha sido tenso, y ha habido reproches a Sánchez, que no estaba presente, por ser el responsable de garantizar la unidad del partido, y contra el propio Hernando, por su "tibieza", después de que en la Ejecutiva de este lunes se posicionara nítidamente del lado del secretario general.

No obstante, alguno de los asistentes se ha declarado satisfecho de que por fin el PSOE esté debatiendo el núcleo de la cuestión: la posición que ha de adoptar el partido para evitar terceras elecciones y de que los partidarios de abstenerse ante el Gobierno de Mariano Rajoy vayan exponiendo sus opiniones.

Dos de ellos serían, también lo dejaron vislumbrar en público, Barreda y Madina. Este último barajó en la reunión, según las fuentes citadas, una abstención a cambio de nada, una abstención a cambio de la cabeza de Rajoy y una abstención a cambio de reformas programáticas.

Cargos afines creen que debería dimitir si no prospera su propuesta

Mientras, varios cargos de la Ejecutiva del PSOE afines a Pedro Sánchez han admitido, según recoge Efe, que el secretario general debería dimitir en caso de que el Comité Federal del próximo sábado rechazara su propuesta de celebrar primarias en octubre y el congreso federal a principios de diciembre.

Sánchez ha asegurado que no se plantea renunciar a su cargo en caso de que el máximo órgano del partido tumbe su plan, al alegar que ya ha asumido su responsabilidad al plantear que tenga lugar el congreso.

Según han manifestado los cargos de la dirección consultados, al secretario general no le quedaría otro remedio que cesar si los barones críticos logran desbaratar su hoja de ruta. "Yo en su caso, me iría", ha confesado una de las personas de confianza del secretario general.

Otro de los miembros de la Ejecutiva ha convenido en que sería inevitable que Sánchez dejara su puesto en caso de perder la votación que se prevé en el Comité Federal y sería una gestora la que tomaría las riendas del partido.

Aunque desde el círculo de confianza de Sánchez hay confianza en que "dan los números" para ganar, asumen que "si se pierde, habrá que asumir la responsabilidad", según las fuentes.

El líder socialista se mostró seguro este lunes, de que su propuesta saldría adelante al contar con la mayoría de los cerca de 300 delegados que integran el Comité Federal. "Esa votación saldrá adelante", pronosticó Sánchez en la rueda de prensa en la que anunció su plan.

Desde el sector crítico, la impresión es distinta y se manifiesta la convicción de que la propuesta del secretario general será rechazada, por lo que deberá abandonar el cargo. "Su entorno será el que le haga dimitir", ha presagiado uno de los diputados discrepantes.

La medida de celebrar el congreso y las primarias la aprobó este lunes la Ejecutiva socialista, pero es el Comité Federal el que debe ratificarla o no.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente