Anterior Xi Jinping, elevado al nivel de Mao al incluir su pensamiento político en los estatutos del PCCh Siguiente El PDeCAT dice que el PP pone trabas para que Puigdemont vaya el miércoles en el Senado Arriba Ir arriba
Imagen de archivo de un bisonte europeo.
Imagen de archivo de un bisonte europeo. EFE

Aparece decapitado un segundo bisonte de la manada de Valdeserrillas

  • Era uno de los tres ejemplares que permanecían en paradero desconocido

  • Los otros dos bóvidos han sido hallados con vida

  • La principal hipótesis es que han sido envenenados

|

El Seprona de la Guardia Civil ha hallado muerto esta mañana a otro de los bisontes de la reserva de Valdeserrillas, en Benagéber (Valencia), decapitado igual que el ejemplar más grande de la manada, cuyo cuerpo fue hallado el pasado viernes. Además, ha encontrado vivos a los dos bisontes que habían desaparecido el pasado viernes. La investigación sigue abierta.

El pasado martes, el Servicio de Protección de la Naturaleza del instituto armado halló una bola que podría contener veneno y que pudo ser la causa de la enfermedad de la manada, que se sospechaba fue envenenada, según ha afirmado el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues.

Los otros cinco ejemplares de la manada, que se sospecha también pudieron beber o comer veneno, "están mejorando" su estado de salud, ya que se les está administrando un aporte vitamínico y consumen un alimento de calidad para coger peso de cara al invierno, ha explicado Rodolfo Navarro, responsable de comunicación del espacio natural.

Fincas colindantes

Los agentes a cargo de la investigación están inspeccionando desde el lunes las fincas colindantes, y hablando con agricultores y propietarios de los terrenos cercanos a la reserva.

La manada de la reserva de Valdeserrillas se componía de nueve ejemplares de bisonte europeo, que participaban en un proyecto de conservación, de los cuales dos han sido encontrados muertos.

Investigación a nivel europeo

Desde Valdeserrillas se lleva a cabo una investigación a nivel europeo de una de las pocas manadas de bisonte europeo que quedan en todo el mundo y la única que coexiste en la vertiente mediterránea. El proyecto recoge datos sobre su comportamiento tanto individual como en manada, la selección de alimento, refugio o las preferencias de ciertos recursos con los que interactúan con el fin de ayudar a optimizar los esfuerzos de los equipos nacionales e internacionales para preservar los escasos individuos que quedan en el planeta.

Desde 2011 el público general puede acceder a la reserva, en la que los animales están en semilibertad y donde pueden verse, además de los bisontes, búfalos, caballos, burros y ciervos, entre otros.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente