Anterior Rajoy hará un "recordatorio" de su labor en el PP al declarar ante la Audiencia Nacional Siguiente Unanimidad parlamentaria para sentar las bases del pacto de Estado contra la violencia de género Arriba Ir arriba
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde. REUTERS Jacky Naegelen

Lagarde critica a los políticos que prometen "ser duros" con los socios comerciales extranjeros

  • Es una clara alusión a Trump, acérrimo defensor de recetas proteccionistas

  • "Cerrar las fronteras e incrementar el proteccionismo no es la manera de actuar"

  • Todos los países que han intentado esta senda han fracasado, subraya Lagarde

|

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha criticado a los políticos que prometen "ser duros" con los socios comerciales extranjeros en una clara alusión al candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, acérrimo defensor de recetas proteccionistas.

"Hay un creciente riesgo de que los políticos que buscan ocupar un cargo prometan ser duros con socios comerciales a través de tarifas punitivas u otras restricciones comerciales", ha alertado la máxima dirigente del FMI en un discurso en el Foro Global de Toronto, Canadá, en el que ha evitado citar al magnate inmobiliario, que propone sanciones económicas contra México y China.

Lagarde ha subrayado que "la historia claramente nos dice que cerrar las fronteras e incrementar el proteccionismo no es la manera de actuar", ya que todos "los países que han intentado esta senda han fracasado".

Lagarde ha puesto en valor los beneficios del proceso de globalización a través de la "apertura e integración" y ha señalado que la capacidad de los países para ir más allá del "estrecho interés propio ha traído un crecimiento económico sin precedente en los últimos 70 años". No obstante, ha reconocido la necesidad de trabajar para "aliviar los efectos secundarios", especialmente en los países avanzados como consecuencia de la irrupción de países de menores costes, y hacer que "la globalización funcione para todo el mundo".

En los últimos años, el Fondo ha enfatizado el riesgo que supone la creciente desigualdad económica para la actividad económica, pero ha insistido en que el proceso de integración es parte de la solución y no del problema.

La aguda crisis de 2008 y la actual debilidad mundial han vuelto a poner sobre la mesa las críticas a la globalización económica y con ellas recetas proteccionistas que han retomado vigor, como la reciente decisión en referéndum de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) y las propuestas de Trump.

El Fondo ha advertido de que el comercio global se ha frenado en los últimos años ya que la tasa de crecimiento anual del comercio global es ahora del 2%, frente al 7% que registró entre 1980 y 2000.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente