Anterior El ataque de Barcelona es el octavo atropello terrorista en Europa en un año Siguiente Cinco presuntos terroristas son abatidos en Cambrils después de cometer un nuevo atropello Arriba Ir arriba
La caja negra del tren revelará qué ocurrió en los instantes previos al siniestro
Accidente de tren en O Porriño

El tren siniestrado reunía "todas las garantías" y fue revisado un día antes del descarrilamiento

  • Además pasó una revisión exhaustiva en mayo, según el ministro de Fomento

  • El tren circulaba por una vía provisional porque había obras de mantenimiento

  • Comboios de Portugal afirma que no hay indicios de "fallo humano o material"

  • Teléfono de ADIF de atención a las víctimas: 900 10 10 20

|

El tren que ha descarrilado en O Porriño, en Pontevedra, provocando la muerte de cuatro personas, fue revisado este jueves y cumplía "todas las garantías", según ha informado el ministro de Justicia y Fomento en funciones, Rafael Catalá, en la zona del accidente.

La última inspección tuvo lugar en Portugal, ha abundado Catalá ante la prensa, aunque ha precisado que esta revisión era rutinaria, menos exhaustiva que la del pasado mayo, cuando el convoy pasó por un chequeo "rigurosísimo" en el que se comprobó que contaba con todos los requisitos para estar en circulación con normalidad.

Catalá, que ha acudido al lugar acompañado por el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha incidido en el hecho de que en la zona en la que se ha registrado el accidente se están realizando obras de mantenimiento, motivo por el cual todos los trenes tienen que utilizar la vía provisional y no la principal.

En la vía principal es donde se están realizando estos trabajos en los enclavamientos, y esta alteración, que entra en la normalidad, obliga a una necesaria reducción de la velocidad, ha señalado.

Se investigan las causas del accidente

En todo caso, ha pedido no aventurar las causas, puesto que ya están en marcha las pesquisas para averiguar si hubo un error técnico, humano o de procedimiento.

Primeros momentos tras el accidente del tren de O Porriño, Pontevedra

Preguntado por si el hecho de que el maquinista fallecido fuese luso pudo haber influido en que no conociese la necesaria reducción de velocidad en los desvíos o vías provisionales españolas, lo ha descartado, porque hay formación, se conocen los reglamentos y los "estándares son muy parecidos".

Al lugar también se ha desplazado un técnico de la Comisión de Investigaciones de Accidentes Ferroviarios (CIAF) y están instaladas oficinas de atención a las víctimas en Porriño, Vigo y en Oporto.

La cafetería de la estación de O Porriño se ha convertido en centro médico improvisado

Ferrocarriles portugueses no ve indicios de fallo humano

Por su parte, el presidente de Comboios de Portugal, Manuel Queiró, ha afirmado que no hay indicios de que el accidente del tren sea atribuible a un fallo humano o material. "Nada indica que el accidente fuera por un fallo humano o del material", ha explicado Queiró en el lugar del siniestro.

Queiró ha apuntado que el tren, que salió de la vía por causas que están siendo investigadas, disponía de todas las certificaciones, garantías y requisitos exigidos.

"Fueron circunstancias anormales que tendremos que descubrir", ha dicho el responsable de la operadora ferroviaria lusa, y ha subrayado que los maquinistas de España y Portugal que operaban esa línea habían recibido formación específica.

El conocido como Tren Celta es una servicio que prestan de forma combinada las operadoras Comboios de Portugal y la española operadora Renfe entre Vigo y Oporto.

Al menos cuatro personas han muerto y casi medio centenar han resultado heridas al descarrilar en la localidad pontevedresa de O Porriño un tren de la compañía Comboios de Portugal que cubría la línea entre Vigo y Oporto.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente