Enlaces accesibilidad

Elecciones vascas 2016

Pili Zabala, una voz conciliadora para llevar el 'derecho a decidir'

  • La candidata de Podemos es hermana de la víctima del GAL José Ignacio Zabala
  • Rostro de la que será nueva fuerza parlamentaria, defiende una consulta vasca

Por
La candidata a lehendakari de Elkarrekin Podemos, Pili Zabala, en un acto en Vitoria.
La candidata a lehendakari de Elkarrekin Podemos, Pili Zabala, en un acto en Vitoria. EFE

Elkarrekin Podemos -la coalición de Podemos, Ezker Anitza y Equo- va a ser una nueva fuerza parlamentaria en Euskadi, y entrará con peso político, según todas las encuestas. Y Pili Zabala, candidata a lehendakari en las elecciones vascas del 25 de septiembre tras imponerse con claridad en las primarias, será su rostro y voz.

María Pilar Zabala Artano (Tolosa, Gipuzkoa, 1968) era la candidata que contaba con el apoyo de la dirección autonómica del partido, encabezada por los diputados Eduardo Maura y Nagua Alba -a la que conocía de la infancia-, y cuenta con el beneplácito de Pablo Iglesias para esta misión.

Toda una desconocida en la política vasca hasta que la dirección de Podemos le ofreció ser candidata, es todo un símbolo y un mensaje político en sí misma en el ámbito de la reconciliación entre las víctimas de la violencia en el País Vasco, ya que es hermana de José Ignacio Zabala, el presunto miembro de ETA asesinado por los GAL, en el famoso caso Lasa y Zabala, exponente máximo del terrorismo de Estado en la década de los ochenta.

Aunque en lo político no se considera "abertzale" y elude hacer explícito su sentimiento independentista, cree que la independencia "no es una de las prioridades actuales de la sociedad vasca", pero defiende que los ciudadanos de cada territorio tengan y ejerzan el llamado 'derecho a decidir' su futuro político.

Cómo se describe a sí misma

Odontóloga forense de profesión, se considera también una mujer emprendedora -con 24 años abrió su propia clínica-, ha trabajado 12 años en la enseñanza y en el Servicio Vasco de Salud.

La actual llamada a la política de Zabala casa con su filosofía de "ser capaz de demostrar que las cosas se pueden hacer mejor" y de luchar por que no se trate mejor a las personas "por el apellido", según afirma ella misma una entrevista reciente en la televisión vasca en la que recuerda que de niña que le llamaban "Pili la Peligrosa" porque se iba a jugar con los chicos al fútbol y al baloncesto.

Qué mensajes propondrá Zabala en esta campaña

Parece seguro que el derecho a decidir volverá a ser mayoritario en el Parlamento autonómico, ya que hay tres partidos que defienden consultar a los ciudadanos su futuro: PNV, EH Bildu y Podemos, así que muchos de los mensajes de la candidata Zabala irán en este sentido.

A la arena electoral lleva Zabala la idea de que el actual modelo territorial está "obsoleto" y defiende un debate sobre el modelo que quieren los vascos, que estos mismos votarían cuando esté definido.

La candidata de Podemos apuesta por el modelo canadiense y que podría trasladarse a Euskadi la "ley de claridad" que permite y establece las condiciones bajo las cuales se puede celebrar un referéndum de independencia. Previamente apela a construir un modelo territorial por consenso donde todas las sensibilidades se sientan cómodas.

¿Por qué los vascos tienen que votarle?

Pili Zabala subraya que el proyecto de futuro de Podemos para Euskadi "es diferente al proyecto que va a presentar el PNV y que, hasta ahora, ha estado llevando a cabo día a día", y pide el voto porque su tierra necesita "aire fresco", "otras voces y otras ideas", en una Euskadi que lleva, a su juicio, mucho tiempo instalada en el conformismo de los mismos partidos y hay que iniciar debates sociales y económicos de fondo.

¿Qué espera de estas elecciones?

Podemos cuenta con músculo electoral en el País Vasco, donde ya ganó en votos al PNV en las elecciones generales de diciembre y junio.

Sin embargo, el voto en clave autonómica es diferente y, si bien las encuestas no pronostican que puedan convertirse en el partido hegemónico, sí que podrían contribuir a arrebatar a los nacionalistas el Gobierno si una alianza con Bildu suma los escaños suficientes, además de que, como en Galicia, Podemos aspira a que los resultados en Euskadi marquen un nuevo ritmo a los pactos en Madrid.

Ahora bien, en caso de retroceso en el que es uno de sus caladeros de votos a nivel nacional, el partido de Pablo Iglesias sufriría un retroceso táctico y abriría una nueva crisis interna.

Noticias

anterior siguiente