Anterior El Parlament balear prohíbe la muerte del toro durante las corridas Siguiente I Arriba Ir arriba
El xenófobo AfD supera por primera vez al partido de Merkel en unas elecciones en Alemania

El xenófobo AfD supera por primera vez al partido de Merkel en unas elecciones en Alemania

  • La CDU de Angela Merkel pierde por primera vez la hegemonía de la derecha

  • El ascenso de AfD se apoya en su discurso contrario a la llegada de refugiados

  • Merkel defiende su política de refugiados pese al varapalo electoral

  • Los socialdemócratas empeoran su resultado pero son primera fuerza

|

Los elecciones regionales en el estado alemán de Mecklemburgo-Anteporemania han producido un resultado inédito en la reciente historia democrática del país. La Unión Cristianodemócrata (CDU) de Angela Merkel ha perdido la hegemonía de la derecha frente a Alternativa para Alemania (AfD), partido que ha hecho bandera de la xenofobia, y que han logrado convertirse en la segunda fuerza con más de un 20% de los votos

A pesar de perder cinco puntos, el Partido Socialdemócrata (SPD) se ha mantenido como la fuerza más votada con el 30,6% de los sufragios, según los resultados provisionales con el escrutinio finalizado en el 99% de las circunscripciones. A pesar de que Mecklemburgo-Anteporemania no es un land con gran influencia a nivel nacional, es precisamente el estado en el que la canciller tienen su distrito general en las elecciones generales, que se celebran el próximo 2017.

La CDU ha sido tercera fuerza, con un 19% de los votos. La Izquierda también ha empeorado sus resultados y ha obtenido el 13,2%, al tiempo que Los Verdes, con un 4,8%, se han quedado fuera de la cámara regional.

Merkel defiende su política de refugiados pese al varapalo

Merkel, en su primera rueda de prensa tras el varapalo electoral, ha asegurado que sigue pensando que las líneas maestras de su política de refugiados han sido las "correctas". En declaraciones a los medios tras concluir la cumbre del G20 de China, Merkel ha considerado que su partido debe "tomar nota de que muchas personas no tienen la confianza suficiente" en la efectividad de esas medidas y debe por tanto "trabajar intensamente para recuperar esa confianza".

Merkel ha reconocido sentirse "muy descontenta" con los resultados del "Land" en el que ella tiene su distrito electoral, y ha afirmado ser corresponsable de lo sucedido como presidenta de la CDU y canciller, ya que la campaña estuvo dominada por temas nacionales, como la crisis de refugiados y el reto de su integración, y no por los problemas de la región.

Hasta tres veces ha afirmado que "la base de las decisiones adoptadas en los últimos meses es correcta" y  ha descartado un cambio de rumbo, aunque ha asumido que su partido tiene "bastante por hacer para ganar la confianza" de los ciudadanos.

Un discurso nacionalista y contra los refugiados

AfD ha conseguido el 20,8% de los votos a pesar de que era su primera incursión en las elecciones regionales del estado. La formación, creada en 2013 como una fuerza euroescéptica ante las ayudas financieras a Grecia, ha crecido en los últimos tiempos gracias a su discurso nacionalista, en ocasiones de tintes xenófobos, y contrario a la llegada de refugiados.

En 2013, los populistas se quedaron fuera del Bundestag por un estrecho margen pero las encuestas señalan que el próximo año, en las generales, podrían alcanzar el 11% y ser tercera fuerza. La crisis de los refugiados ha impulsado el partido, que ya está presente en 9 de los 16 parlamentos regionales de Alemania. El siguiente examen será dentro de dos semanas, cuando se celebren nuevas elecciones en la ciudad-estado de Berlín.

Esto es una bofetada para Merkel, no solo en Berlín, también su propio estado

La líder de AfD, Frauke Petry, ha celebrado sus resultados en Mecklemburgo-Anteporemania y ha elogiado la capacidad de su partido para escuchar a los ciudadanos "decepcionados" con la política de las grandes formaciones tradicionales del país, el CDU y SPD.

Según Petry, su partido ofrece respuestas a los grandes problemas actuales, para los que la canciller no ofrece soluciones. "Esto es una bofetada para Merkel, no solo en Berlín, también en su propio estado", ha asegurado la líder ultraderechista, que ha añadido que "los votantes se han mostrado claramente en contra de sus desastrosas políticas migratorias".

Los socialdemócratas salvan los muebles

De este modo, se han cumplido los peores augurios para la CDU que, con un 19%, han caído de segunda a tercera fuerza. 

Para los socialdemócratas el varapalo no ha sido tan grave. Sus resultados han empeorado con respecto a los comicios anteriores, pero han logrado mantenerse como primera fuerza, lo que probablemente les habilitará para reeditar su coalición con la CDU, tal y como ha sucedido durante los últimos diez años en la región.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente