Enlaces accesibilidad

Las webs de alojamiento Airbnb y HomeAway recurrirán la sanción del Ayuntamiento de Barcelona

  • Una multa de 30.000 euros por publicitar en sus páginas pisos turísticos que considera ilegales
  • Las compañías califican la actuación del Ayuntamiento como contraria a la legislación de la UE
  • El consistorio les responsabiliza por infracciones cometidas por terceros, aseguran

|

Por
Bloques de apartamentos en Barcelona
Bloques de apartamentos en Barcelona. Getty Images

La web de alojamiento Airbnb piensa apelar contra la medida anunciada por el Ayuntamiento de Barcelona de sancionar con hasta 600.000 euros si comprueba que esta plataforma ofrece viviendas de alquiler turístico sin licencia. También va a recurrir el portal HomeAway, que va a presentar en los próximos días un recurso contencioso administrativo contra la sanción.

La sanción de 30.000 euros por parte del gobierno municipal y la amenaza de 600.000 euros si las plataformas son reincidentes, es, según ha manifestado un portavoz de HomeAway a Efe, contraria a la legislación comunitaria ya que les responsabiliza por infracciones cometidas por terceros.

"Nos entristece esta decisión y vamos a apelar", ha dicho un portavoz de Airbnb, quien considera que esta plataforma es "parte de la solución en Barcelona". Según el citado portavoz, los anfitriones que aparecen en esta plataforma "ayudan a deslocalizar los visitantes y los beneficios más allá de las zonas turísticas habituales, consiguiendo que lleguen a más comunidades y comercios".

El problema es que, a juicio de Airbnb, las leyes actuales son confusas para todos y dañan a las familias de clase media en beneficio de los operadores comerciales y ralentizan la innovación en la ciudad, "creemos que Barcelona necesita reglas claras que distingan el home sharing de las malas prácticas en la ciudad".

Varias plataformas de alojamiento han sido sancionadas hace unos meses con multas de 30.000 euros por considerar que algunos de los anuncios que ofrecen de viviendas de alquiler para uso turístico eran ilegales.

Esta sanción fue recurrida en su momento y las plataformas todavía no han pagado; el ayuntamiento barcelonés les ha avisado de que deben abonar la multa en los próximos días y de que si no retiran de sus páginas los posibles alquileres irregulares serán sancionados nuevamente. Esta próxima sanción podría elevarse a los 600.000 euros, al ser considerados reincidentes.

Noticias

anterior siguiente