Enlaces accesibilidad

El grupo armado que asaltó una comisaría en Armenia se rinde a las autoridades

  • La veintena de hombres que quedaba en el interior se ha entregado
  • El pasado 17 de julio el grupo armado tomó una comisaría de Ereván
  • Los asaltantes se enfrentan ahora a penas de prisión de hasta doce años

Por
Uno de los asaltantes de la comisaría, durante su estancia en el interior
Uno de los asaltantes de la comisaría, durante su estancia en el interior REUTERS

La veintena de hombre armados que habían pasado las últimas dos semanas atrincherados en una comisaría de Ereván (Armenia) se han rendido finalmente este domingo a las autoridades armenias tras negociar su entrega, según ha informado el Servicio de Seguridad Nacional de Armenia (SSN, antiguo KGB). Ahora, los asaltantes podrían enfrentarse a penas de hasta doce años de prisión.

"Las unidades de las fuerzas especiales obligaron con sus acciones a entregar las armas y a rendirse a los miembros del grupo armado. Veinte terroristas han sido detenidos. El territorio de la comisaría ha sido liberado", señala un comunicado difundido por el SSN.

Las fuerzas de seguridad han entrado en la comisaría, aún rodeada por un cordón policial, y los investigadores han podido recoger las primeras pruebas periciales para encauzar a la treintena de opositores armados que asaltaron ese edificio el pasado 17 de julio, acción en la que murió un policía armenio.

Los asaltantes se enfrenta a penas de hasta 12 años

Los asaltantes -que se identifican con el partido opositor Parlamento Constituyente y que exigían la liberación de su líder político, el opositor y veterano de guerra Zhirair Sefilián- podrían ser juzgados por delitos que se castigan con penas de hasta doce años de prisión.

Aunque en un principio eran cerca de treinta, en los últimos días una decena resultaron heridos en varios tiroteos con las fuerzas del orden y poco a poco fueron entregándose a las autoridades para ser atendidos por los médicos.

Los dos últimos rehenes que retenían los asaltantes -un médico y una enfermera- salieron este domingo por la mñana por su propio pie del edificio, mientras que sus presuntos secuestradores aseguraron que nadie los obligaba a permanecer en las instalaciones.

Durante los primeros días tras hacerse con el control de la comisaría, los opositores armados mantuvieron secuestrados a varios policías, entre ellos dos oficiales de muy alto rango, pero los fueron soltando uno tras otro hasta que quedaron todos en libertad.

Un policía armenio falleció en las horas previas

Hace cinco días, tras varias refriegas con la policía, retuvieron al personal de una ambulancia que acudió en su ayuda para atender a los heridos de bala.

El SSN dio este sábado un ultimátum a los asaltantes para que entreguen las armas y se rindan, y expirado el plazo, varios blindados se apostaron en las inmediaciones del edificio.

Poco después, un policía armenio murió por el disparo de un francotirador, que según las autoridades armenias pertenecía al grupo armado atrincherado en la comisaría.

Sefilián, veterano de la guerra por el control del enclave de Nagorno Karabaj, fue detenido el 20 de junio por tenencia ilegal de armas y explosivos, lo que es negado por sus partidarios, que acusan a las autoridades de perseguir a su líder.

Noticias

anterior siguiente