Enlaces accesibilidad

Accidente del tren Alvia

La Comisión Europea pidió a España una nueva investigación independiente del accidente del Alvia

  • Se basa en el informe de la Agencia Ferroviaria Europea, publicado este jueves
  • Este documento concluye que la investigación de España no fue independiente
  • No abordó "elementos claves" y dejó "preguntas esenciales" sin responder
  • La Comisión investigadora niega que la CE contactara con ellos por el Alvia

Por
Imagen de archivo del homenaje a las víctimas del tren de Santiago
Imagen de archivo del homenaje a las víctimas del tren de Santiago (EPA) EFE rgl

La Comisión Europea (CE) pidió a las autoridades españolas una nueva investigación "independiente" de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) sobre el accidente del Alvia en Angrois, durante el procedimiento que abrió a España en septiembre de 2013 y que se cerró en mayo. Sin embargo, la CIAF asegura que la CE "nunca se puso en contacto" con ellos y que sus contactos se limitaron a la Agencia Ferroviaria Europea (ERA).

Según han indicado este viernes fuentes comunitarias, la Comisión Europea pidió a las autoridades españolas "que abrieran una nueva investigación independiente" sobre el accidente ocurrido el 24 de julio de 2013 y que causó 80 muertos.

Las mismas fuentes han añadido que, durante el procedimiento de infracción, España se comprometió a tomar medidas "que fueron adoptadas", lo que permitió cerrar el expediente.

Entre los cambios introducidos por las autoridades, precisaron que Renfe y Adif no formaran parte del equipo de investigación, la obligación de consultar a las víctimas antes de lanzar una investigación final y la no utilización de asesoramiento externo cuando se investiguen accidentes "serios".

La portavoz de Acción Climática y Energía, Anna-Kaisa Itkonen, quiso "separar" en la rueda de prensa diaria de la CE ese expediente del informe publicado por la Agencia Ferroviaria Europea (ERA), que afirma que la CIAF "no aseguró la independencia de la investigación".

Otras fuentes comunitarias precisaron que, sin embargo, "corresponde a las autoridades españolas decidir si abren o no otra investigación". "La Comisión seguirá vigilante a cualquier desarrollo futuro relativo a la seguridad ferroviaria en España", añadieron, al tiempo que consideraron "prematuro" especular sobre cualquier acción específica".

Preguntada por la razón por la que el informe se ha hecho público una vez ya cerrado el procedimiento de la CE, Itkonen ha explicado que la ERA tenía plazo hasta el 7 de julio para publicar su informe técnico y que "las normas se han cumplido" y forman parte del procedimiento interno de la institución.

Itkonen ha añadido que aunque el informe se hizo público el jueves, la CE había tenido acceso al documento, que se tuvo en cuenta durante el procedimiento.

La investigación se centraba en la causa directa, no en otras cuestiones

El informe de la ERA, hecho público este jueves, afirma que la investigación de la CIAF "se concentra en la causa directaun error humano" -el del maquinista del tren- pero "no responde a preguntas esenciales sobre las causas raíz del accidente".

La ERA subraya en sus conclusiones que la CIAF no cumplió con los requerimientos de independencia que establece la Directiva comunitaria y que "la obligación de investigar accidentes no se ha cumplido adecuadamente".

En concreto, el documento dice que hay "preguntas sin responder" sobre la inclusión en la investigación de Renfe, Adif e Ineco. "La Agencia Ferroviaria Europea considera que el accidente no ha tenido la independencia en la investigación que requiere la normativa comunitaria", sentencia el informe.

La CIAF, tras conocer la valoración de la agencia europea, señaló que el análisis que realizó sobre el siniestro y sus causas poseía un "alto nivel de calidad en cuanto al estudio de los aspectos tanto técnicos como operativos".

El portavoz comunitario de Transporte, Jakub Adamowicz, explicó cuando se cerró el expediente a España que este informe de la Agencia Ferroviaria Europea no iba dirigido a abordar la responsabilidad del siniestro, ni es parte de ninguna investigación judicial. "Su único propósito es alimentar un procedimiento de infracción anterior al accidente", recalcó.

La CE ya había desvinculado el informe interno elaborado por la ERA sobre la seguridad ferroviaria en España del accidente y apoyó que no se hiciera público.

La comisión investigadora niega que la CE contactara con ellos

La Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) ha asegurado este viernes que la Comisión Europea (CE) "nunca su puso en contacto" con ellos para pedir una nueva investigación "independiente" sobre el siniestro del Alvia en Angrois, como han asegurado fuentes comunitarias.

Fuentes de la CIAF han indicado a Efe que sus contactos con las autoridades europeas durante la investigación iniciada en septiembre de 2013 y cerrada en mayo se limitaron a la Agencia Ferroviaria Europea (ERA).

El presidente de la comisión investigadora del siniestro, Vicente Rallo, añadió este jueves en declaraciones a Efe que es "completamente falso" que la comisión no sea independiente, ya que no se les "puede acusar más que de aspectos formales que no tienen que ver con nada de lo que hemos recogido".

Así, ha recordado que la CIAF está formada por jubilados del ámbito ferroviario -"no pueden ser expertos personas que no han trabajado en el sector", argumenta-, al tiempo que recuerda que él fue nombrado por la exministra de Fomento Magdalena Álvarez.

"Se han estudiado todas las causas que podrían generar recomendaciones" con el objetivo de "evitar que accidentes de este tipo se puedan repetir", apuntó, para añadir que estas recomendaciones "han sido bien valoradas" por las autoridades europeas.

Noticias

anterior siguiente