Enlaces accesibilidad

El déficit público baja en marzo hasta el 0,8% del PIB, sin contar ayuntamientos ni ayudas bancarias

  • La ratio es inferior a la de marzo en 2015 y a la del mes de febrero de 2016
  • En términos absolutos aumenta en 122 millones respecto a un año antes
  • Seis autonomías cierran el trimestre con superávit, con Euskadi a la cabeza
  • El déficit del Estado hasta abril sube un 15,7% y supone el 1,25% del PIB
  • Los ingresos tributarios homogéneos cayeron un 3,7% entre enero y abril

Por
Billetes de 20 y 50 euros
Billetes de 20 y 50 euros. Getty Images

El déficit público del conjunto de las administraciones públicas, excluyendo las corporaciones locales y las ayudas a la banca, se situó en 8.970 millones de euros hasta marzo, lo que equivale al 0,80% del PIB, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Esto significa que la ratio de déficit público bajó una centésima respecto al mismo periodo de 2015 (cuando fue del 0,81%), si bien en términos absolutos ha aumentado en 174 millones de euros (un 2%), ya que entonces era de 8.796 millones de euros. Respecto al mes de febrero de este año, el déficit ha descendido en algo más de tres décimas (era del 1,11%).

Hacienda subraya que si se incluyen las ayudas al sistema financiero -que en esta ocasión tienen un impacto positivo de 52 millones de euros- el déficit consolidado asciende a 8.918 millones de euros. Cabe recordar que las ayudas bancarias pueden tener un impacto negativo o positivo en las cuentas públicas, pero no se tienen en cuenta en ninguno de los dos casos dentro del Protocolo de Déficit Excesivo.

La Administración Central reduce el déficit ligeramente

La Administración Central registró un déficit de 9.297 millones de euros a finales de marzo, una vez excluida la ayuda financiera, lo que supone una reducción interanual del 2,9%. En términos de PIB, el déficit de la Administración Central equivale al 0,83% del PIB, por debajo del 0,89% registrado en el mismo periodo de 2015.

El saldo de la Administración Central incluye el saldo del Estado -cuyo déficit se redujo en un 5,5% interanual, hasta los 10.122 millones (0,90% del PIB)- y el de los Organismos de la Administración Central, que registraron un superávit de 877 millones, un 22,3% menos que un año antes.

Esto último se debe, según el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, a la disminución de la cuota ordinaria que efectúan las entidades de crédito al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) porque ya hacen aportaciones al fondo europeo común de resolución bancaria.

Seis comunidades cierran el trimestre con superávit

Las comunidades autónomas también han reducido su déficit, pero de forma más intensa que la Administración Central. Hasta finales del mes de marzo el desfase de las cuentas regionales era de 1.486 millones de euros, un 24,7% menos que un año antes, cuando era de 1.973 millones de euros.

En términos de PIB, la ratio de déficit del subsector se sitúa en el 0,13%, por debajo del 0,18% registrado en marzo de 2015. Todas las autonomías mejoran sus cuentas (reducen su déficit, aumentan su superávit...) salvo cinco: Navarra y La Rioja -que presentan un superávit inferior al de un año antes- y Madrid, Comunidad Valenciana y Extremadura -que empeoran el desvío en sus cuentas-.

En total son seis las comunidades autónomas que tienen superávit: La Rioja (0,00%), Navarra (0,01%), Galicia (0,02%), Canarias (0,13%), Asturias (0,14%) y País Vasco (0,38%). Del resto cabe destacar el déficit de Extremadura, que ya es del 0,94% y supera el objetivo fijado por el Gobierno central para todo el año, que es del 0,7% del PIB.

La Seguridad Social reduce su superávit

Por su parte, los Fondos de la Seguridad Social han visto cómo su superávit se redujo un 34,2% respecto a un año antes: de 2.755 millones a finales de marzo de 2015 a 1.813 millones este año, cifra que equivale al 0,16% del PIB.

Esta situación se debe principalmente al resultado del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que ha registrado un superávit de 450 millones -equivalente al 0,04% del PIB- frente a los casi 1.200 millones de un año antes. Hacienda explica este dato "por las menores transferencias recibidas del Estado para financiar las prestaciones por desempleo, consecuencia de favorable evolución del mercado de trabajo".

El Sistema de Seguridad Social también rebajó su superávit hasta los 1.418 millones, equivalente al 0,13% del PIB frente al 0,15% registrado en marzo de 2015. Por último, el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), ha registrado un déficit de 55 millones, 16 millones más al registrado en marzo de 2015.

Sube el déficit del Estado en abril un 15,7%

Hacienda también ha publicado el déficit del Estado hasta el mes de abril: se situó en 13.981 millones de euros en términos de Contabilidad Nacional, lo que equivale al 1,25% del PIB. Así, la cuantía se ha incrementado un 15,7% en comparación con los cuatro primeros meses del año pasado, cuando era de 12.089 millones.

Este aumento es consecuencia de unos ingresos que fueron de 52.483 millones de euros, una cifra un 6,2% inferior a la obtenida en el mismo periodo de 2015 (55.970 millones). Es decir, que se ingresaron en 3.487 millones menos entre enero y abril de este año. Mientras, los gastos no financieros se redujeron un 2,3% interanual, hasta los 66.464 millones.

Los ingresos fiscales, impuestos y cotizaciones ascienden a 48.285 millones entre enero y abril (-8,3%), de los que 14.716 son impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio (-25,2%) y 31.134 son impuestos sobre la producción y las importaciones (+1,8%).

Caen un 3,7% los ingresos tributarios homogéneos

Según los datos de la Agencia Tributaria, los ingresos tributarios homogéneos cayeron un 3,7% entre enero y abril de este año respecto al pasado, al pasar de los 68.665 millones de euros de 2015 a los 66.128 millones de 2016. El motivo fundamental por el que han caído los ingresos es la reforma fiscal aprobada por el Gobierno, cuyo impacto se cifra en 2.556 millones en los cuatro primeros meses del año.

Es lo que ha ocurrido con el IRPF, por el que se han recaudado 27.029 millones de euros, un 4,2% menos que hace un año: la minoración en la recaudación por este impuesto es de 2.045 millones.

De entre los datos de la Agencia Tributaria, destacan los ingresos tributarios por el Impuesto de Sociedades, que han caído en 2.687 millones de euros, pasando de una cifra positiva de 1.610 millones hasta abril de 2015 a un importe negativo de 1.077 millones en el mismo periodo de 2016.

En este descenso, según el Ministerio, "se debe fundamentalmente a tres factores: por un lado, porque los ingresos fueron mayores el año pasado debido a la privatización de AENA; en segundo lugar, porque en 2015 se mantuvieron las medidas fiscales temporales aprobadas en 2012, y ahora esas medidas se han eliminado; y en tercer lugar por la incidencia que tiene la reforma fiscal, ya que los tipos en Sociedades bajaron al 28% en 2015 y este año bajarán al 25%".

Sí que han crecido los ingresos por IVA, que aumentan un 3,2% respecto al primer cuatrimestre de 2015, hasta los 25.777 millones de euros.

Noticias

anterior siguiente