Enlaces accesibilidad

Avión estrellado de EgyptAir

Controversia entre los forenses egipcios sobre si el avión de EgyptAir sufrió una explosión a bordo

  • La conclusión se basa en el pequeño tamaño de los restos humanos encontrados
  • Todavía no se han encontrado explosivos entre los restos del vuelo MS804
  • Las autoridades egipcias y francesas han confirmado que no hay supervivientes

Por
Divergencias entre los forenses egipcios sobre la causa del siniestro del avión de EgyptAir

Fuentes del servicio de medicina forense de Egipto han destacado este martes que los restos humanos de las víctimas del avión de EgyptAir estrellado en mitad del Mediterráneo el pasado jueves son muy pequeños y subrayaron que no se puede confirmar si se produjo una explosión en la cabina del aparato.

"El tamaño de los restos apunta hacia una explosión, la mayoría no eran más grande que la palma de una mano", han señalado algunos forenses, según recoge la agencia Reuters. Pero estas informaciones han sido negadas por el jefe del Departamento de Medicina Forense de Egipto, Hisham Abdelhamid.

En un comunicado, citado por la agencia estatal MENA, Abdelhamid ha subrayado que "todo lo que se ha difundido sobre ese asunto es algo infundado y simples suposiciones de las que ni el Servicio Forense ni ninguno de sus médicos han sido responsables".

Cobra fuerza la teoría de que el avión explotó antes de estrellarse

Lo cierto es que hasta el momento los investigadores no han encontrado ningún rastro de explosivos, según declaraciones mencionadas por EFE. Las fuentes, que prefirieron mantener el anonimato, insistieron en la necesidad de esperar a los resultados de los análisis forenses de los restos humanos de los pasajeros de la aeronave.

Asimismo, explicaron que los fragmentos fueron trasladados el lunes al servicio forense, y que se les tomarán muestras de ADN para compararlos con familiares de las víctimas.

El jefe de los forenses pide cautela

Hisham Abdelhamid, ha pedido a todos los medios de información "tener cautela a la hora de difundir asuntos que el Servicio Forense estudia porque generan confusión en la opinión pública, propagan rumores falsos y dañan el interés supremo y la seguridad nacional del Estado".

Además, esos medios pueden ser sometidos a medidas legales, ha advertido Abdelhamid en una nota. El presidente de la comisión egipcia que investiga el siniestro ha asegurado que el informe preliminar sobre lo ocurrido no estará listo hasta dentro de un mes.

Un total de 66 personas, entre pasajeros y miembros de la tripulación, fallecieron al precipitarse la aeronave en la madrugada del jueves pasado al mar Mediterráneo. La mayor parte de las víctimas, 30 personas, eran egipcias, además de 15 ciudadanos franceses y otros de varias nacionalidades.

Ningún grupo terrorista ha reivindicado ser el responsable de lo sucedido al Airbus A320, que hacía el trayecto París-El Cairo y desapareció de los radares cuando ya llevaba entre 10 y 15 millas en el espacio aéreo egipcio. El avión perdió altitud a gran velocidad efectuando dos giros bruscos antes de estrellarse en el mar.

Alarma por humo en cabina

La única fuente de información fiable hasta ahora han sido los mensajes del sistema ACARS, que revelaron la presencia de humo en el interior del Airbus A-320 antes de estrellarse.

La Oficina de Investigación y Análisis (BEA) francesa, asociada a las pesquisas porque el avión se ensambló en Francia, señaló que "los sensores del aparato emitieron mensajes que indicaban que había humo en la cabina poco antes de que se interrumpieran las comunicaciones".

Estos mensajes se emiten de forma automática a través del sistema ACARS que, según la web especializada The Aviation Herald, mostró que a las 2.26 hora local (00.26 GMT) se detectó humo en el baño del avión y sólo un minuto después proveniente de los sistemas electrónicos.

Sin embargo, el portavoz ha insistido en que aunque esto indica que hubo fuego no se pueden sacar conclusiones.

El Airbus de EgyptAir envió alertas de humo en cabina poco antes de desaparecer

La búsqueda de las cajas negras continúa

El vuelo MS804 de EgyptAir desapareció de los radares en la madrugada del 19 de mayo poco después de entrar en el espacio aéreo egipcio cuando realizaba la ruta entre París y El Cairo con 66 personas a bordo.

Las autoridades egipcias y francesas han confirmado que no hay supervivientes y que el avión se estrelló en el mar Mediterráneo, al norte de la ciudad de Alejandría, pero se desconoce qué provocó la caída de la aeronave, que vino precedida por varios giros bruscos.

Los restos del avión, que están siendo recogidos por los equipos de salvamento y rescate, están siendo ubicados en un almacén especial en las instalaciones del aeropuerto internacional de El Cairo para su análisis.

La búsqueda de las cajas negras del avión continúa. Su hallazgo es fundamental para esclarecer lo que ocurrió momentos antes de que el avión se estrellara y por qué los pilotos no se comunicaron con la torre de control. Las operaciones se desarrollan en un área de 65 kilómetros de radio que podría ampliarse de ser necesario.

Noticias

anterior siguiente