Enlaces accesibilidad

Rajoy promete a Bruselas "nuevas medidas" para cumplir con el objetivo de déficit tras las elecciones

Por
Rajoy admite "nuevas medidas" si son necesarias para cumplir el déficit público

El presidente del Gobierno en funcionesMariano Rajoy, se ha comprometido por carta con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a "adoptar nuevas medidas" en la segunda mitad del año para cumplir con el objetivo de déficit -dejarlo por debajo del 3% en 2017- si sigue al frente del Ejecutivo tras la repetición de las elecciones generales el próximo 26 de junio.

"Conscientes de la necesidad de salir del procedimiento de déficit excesivo cuanto antes, en la segunda mitad del año, una vez haya un nuevo gobierno, estamos dispuestos a adoptar nuevas medidas, si se requieren, para cumplir con este objetivo", señala la misiva adelantada este lunes por el periódico El País y a la que ha tenido acceso TVE.

La carta se envió dos semanas antes de que Bruselas decidiera aplazar hasta después de las generales su decisión para iniciar el proceso sancionador contra España y ha provocado las críticas de la oposición.

PSOE, Podemos y Ciudadanos han censurado que Rajoy se comprometa a más recortes con la Unión Europea cuando públicamente está diciendo que podría, incluso, bajar los impuestos. El líder socialista, Pedro Sánchez, le acusa directamente de "mentir" al plantear, incluso, una bajada de impuestos mientras promete más ajustes a la UE. El PP niega que Rajoy hable de "ajustes" en su misiva.

Rajoy habla de un "contexto político complejo"

El presidente en funciones subraya en su carta a Juncker que "España se encuentra en un contexto político complejo" por la repetición de elecciones y señala que cree que es "importante que el nuevo gobierno que surja de las urnas mantenga un compromiso claro con la reducción del déficit, así como las reformas que permitan a España siga siendo, como lo es ahora, un elemento de estabilidad y crecimiento en la zona euro.

Rajoy destaca que España ha pasado de "ser un problema para la estabilidad de la Unión Económica y Monetaria a aportar dicha estabilidad al euro, a crecer y a crear empleo", y ello "gracias a una intensa agenda de reformas y al esfuerzo de la sociedad española".

"Se daría la paradoja de que un país que ha hecho un gran avance en múltiples ámbitos de la política económica con los resultados que te he mencionado, pudiera ser el primer país en ser sancionado dentro del procedimiento de déficit excesivo", reivindica Rajoy a Juncker, antes de afirmar que "no sería un buen precedente que se penalizase de igual manera a aquellos países que reforman sus economías que a aquellos que no las hacen", informa Europa Press.

Tres argumentos para justificar el incumplimiento del déficit

Rajoy expone en el texto tres argumentos para justificar el desvío en el déficit presupuestario de 2015, que fue del 5% del PIB, ocho décimas por encima del objetivo marcado por Bruselas, según subraya esta agencia de noticias.

En primer lugar, defiende que el ajuste fiscal "se ha visto dificultado por un entorno de inflación muy baja en España", un hecho que "ha tenido un impacto negativo sobre las cuentas públicas y ha supuesto una dificultad añadida para lograr una consolidación fiscal más intensa".

En segundo lugar, el presidente del Gobierno apela los efectos sobre la economía española de la ralentización del crecimiento mundial que reflejan previsiones de organismos internacionales como el FMI.

Por último, recuerda que 2015 "ha sido un año marcado por el calendario electoral, con elecciones regionales y locales en el mes de mayo y generales en diciembre". "Los cambios políticos llevaron a desvíos presupuestarios en las administraciones regionales muy notables", apunta.

Noticias

anterior siguiente