Enlaces accesibilidad

El Ayuntamiento de Madrid propone 12.000 viviendas menos en la reforma del norte de la Castellana

  • En total habría 4.600 viviendas, de las que 1.000 serían protegidas
  • El proyecto municipal reduce a casi la mitad la superficie edificable
  • Carmena señala que la propuesta "no está acabada" y admite sugerencias

Por
El Ayuntamiento de Madrid reduce 12.000 viviendas al norte de la Castellana

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha presentado el proyecto Madrid Puerta Norte, que sustituye a la última versión de la Operación Chamartín y reduce de 17.000 a 4.600 el número de viviendas previstas -de ellas 1.000 serían protegidas- y a casi la mitad (1,7 millones) los metros cuadrados edificables.

La presentación de la alcaldesa ha sido en el auditorio del Palacio de Cibeles, en un acto al que no han asistido los promotores de la Operación Chamartín -el BBVA y San José-, cuyo plan queda relegado por este nuevo proyecto municipal de urbanismo.

La alcaldesa ha remarcado que la propuesta para el norte de Madrid "no está acabada" y se presenta con "modestia", "ilusión", y la intención de escuchar "sugerencias" para resolver la situación del distrito.

Según el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, la propuesta técnica municipal para la renombrada Madrid Puerta Norte trata de "coser los barrios del entorno y que resuelva el déficit de dotaciones del ámbito". Estas actuaciones "se financiarán con las propias plusvalías generadas, de manera que no tendrían coste directo para los ciudadanos", según el Ayuntamiento.

Dos actuaciones al norte y al sur de la M-30

La propuesta integral incluye dos actuaciones: al sur de la M-30, con una operación de ampliación y mejora de las estación de Chamartín, la creación de un polo de negocios que conecte con las cuatro torres de la Ciudad Deportiva (donde se podrían levantar 1.000 viviendas) y, al norte de la M-30, una operación mixta con actividad residencial, industrial y comercial y en la que se puedan edificar 3.600 viviendas (1.000 protegidas).

En el proyecto se reservan 255.000 metros cuadrados para dotaciones y equipamientos y 280.000 metros cuadrados para zonas verdes.

El Ayuntamiento pretende comenzar con la mejora del nudo norte en 2017reformar la estación de Chamartín en 2018 -para lo que necesita el acuerdo del Ministerio de Fomento- y también pretende construir una nueva estación de metro en el distrito de Fuencarral -entre las estaciones de Las Tablas y Montecarmelo- así como abrir nuevas líneas de la EMT para conectar los barrios del norte de la capital.

En total, el consistorio prevé que se creen 128.000 empleos, de ellos 56.000 en el sector comercial, 17.000 en el industrial, y 55.000 en la "actividad económica residencial".

Iniciativa pública y privada

En una nota de prensa, se explica en cuanto al modelo de gestión que la "posición patrimonial" de las administraciones públicas, propietarias del 82% del suelo, "conducen a plantear una revisión global en cuanto a la estrategia", de manera que sea pública la operación al sur de la calle 30 y mayoritariamente privada en el norte.

En el centro de negocios cercano a Chamartín con 408.000 metros cuadrados de oficinas, el Ayuntamiento propone dos edificios singulares de 40 plantas cada uno y dos conjuntos para oficinas que podrán contar con edificaciones de hasta 20 plantas, mientras que la altura máxima en el resto de las zonas variará (se permitirán 16 plantas en la zona de Bambú y 12 en las calles Mauricio Legendre y Agustín de Foxa, por ejemplo).

Al norte de la M-30 plantea una intervención fundamentalmente privada para el desarrollo de unas 3.600 viviendas (en edificios por lo general de 5 a 7 plantas) y 720.000 metros cuadrados para actividades terciarias. Junto a la estación de Fuencarral se plantea la construcción de cuatro torres de uso terciario y un máximo de 40 plantas, además de otras cuatro residenciales de 20 plantas.

Calvo se ha mostrado convencido de que va a existir el acuerdo con Fomento para llevar adelante esta operación y ha pedido "colaboración" tanto a las administraciones como a los propietarios del suelo para llevar a cabo esta "reforma" necesaria del norte de Madrid "pendiente desde hace más de 20 años".

Distrito Castellana Norte

En su última versión, la Operación Chamartín -un proyecto que echó a andar en 1997- abarca más de tres millones de metros cuadrados y añade 3,7 kilómetros al paseo de La Castellana.

El pasado 13 de abril, directivos de Distrito Castellana Norte avanzaron que querían levantar cinco torres de altura similar a las cuatro erigidas en los antiguos terrenos del Real Madrid y otra con 70 plantas, que sería la más alta de la UE. El objetivo de la empresa era iniciar los trabajos antes del cierre de este año, pero los nuevos planes del Ayuntamiento dejan sus proyectos en el aire.

El proyecto se remonta a 1997, cuando Fomento, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital crearon un consorcio urbanístico para desarrollar la zona del norte de la ciudad aledaña a la estación de Chamartín y prolongar el paseo de la Castellana. En el consorcio también participaba Adif y la empresa Desarrollo Urbanístico Chamartín (Duch), liderada por Argentaria.

Problemas legales, de entendimiento entre las administraciones y la crisis económica hicieron encallar a la operación que vive ahora su último episodio, de momento.

Noticias

anterior siguiente