Enlaces accesibilidad

El australiano Craig Wright se desvela como el creador del bitcoin

  • Se ha identificado públicamente como el creador de la famosa moneda virtual
  • Sería la verdadera identidad del supuesto inventor, Satoshi Nakamoto

Por
Desvelado el creador del bitcoin

Después de años de especulación y misterio, el creador de Bitcoin, la moneda virtual más conocida y extendida del mundo, habría desvelado su identidad. Se trataría del empresario australiano Craig Steven Wright, según él mismo habría desvelado a la BBCThe Economist y la revista GQ, lo que confirmaría las sospechas que se tenían desde hace tiempo.

Craig Wright sería así el verdadero hombre detrás del nombre de Satoshi Nakamoto, el japonés de nacionalidad estadounidense al que se había atribuido la invención de Bitcoin. Wright habría sido capaz de proporcionar pruebas técnicas que demostrarían que él es el inventor que "acuñó" esta moneda digital, al utilizar en una entrevista claves de cifrado utilizadas en las primeras transacciones del bitcoin.

Estas claves están ligadas inextricablemente a bloques de la moneda digital que se sabe pertenecían a Satoshi Nakamoto, lo que demostraría que son la misma persona.

El periodista de la radiotelevisión pública británica le pregunta si es el padre del bitcoin, a lo que él contesta "sí". "Algunas personas me van a creer, otras no. La verdad es que no me importa", responde. "¿Eres Satoshi Nakamoto?", le pregunta seguidamente el periodista". "Soy la mayor parte de él; otras personas me ayudaron", dice Wright, de 45 años, que ha adelantado que piensa difundir los datos que permitirán al público verificar criptográficamente que él es Nakamoto.

Miembros destacados de la comunidad digital alrededor de Bitcoin también han confirmado su identidad, según publica la BBC, que difunde una entrevista este lunes con el creador de la criptomoneda.

Detenido en diciembre en una investigación fiscal

Al revelar su identidad públicamente, el informático australiano pretende acabar con las conjeturas e investigaciones que constantemente emprenden los medios de comunicación.

En diciembre de 2015, las revistas Wired Gizmodo le identificaron como posible creador de "bitcoin" tras recibir unos documentos que le vinculaban con el proyecto.

Tras publicarse esa información, el pasado mes de diciembre la Policía australiana registró la vivienda de Wright y sus oficinas en Sidney, en una operación que, según la oficina fiscal australiana, no tenía que ver con la criptomoneda, sino con otros asuntos de pago de impuestos. Sobre esta operación, Wright ha dicho que está cooperando con las autoridades: "Tengo a los abogados negociando con ellos sobre cuánto tengo que pagar", afirma.

Wright está registrado ante la Comisión Australiana de Inversiones y Valores como el director de las empresas Hotwire y Panopticrypt, ambas con dirección en su residencia en Sídney, además de ser accionista y director de otras compañías.

El año pasado, el semanario estadounidense Newsweek alegó que el creador de la criptodivisa, que entró en funcionamiento en 2009, era el californiano Dorian Satoshi Nakamoto, quien negó su participación.

Durante la entrevista, Wright asegura también que "le da igual" lo que piense la gente sobre el hecho de que haya ocultado tanto tiempo su identidad y asegura que no quiere "ni fama ni dinero", sino "seguir trabajando" y evitar que circulen más "historias fabricadas" que, según afirma, están hiriendo a la gente que quiere, por lo que se habría visto forzado a revelar su identidad.

Según la BBC, "Satoshi Nakamoto" llegó a amasar más de un millón de 'bitcoins', que si se convirtieran en dinero en efectivo, al cambio actual le darían una fortuna de casi 400 millones de euros.

Bitcoin, fenómeno de la economía digital

Una representación física de la moneda Bitcoin.

Una representación física de la moneda Bitcoin. Getty Images/iStockphoto

El bitcoin, que es una forma de pago que tiene en la encriptación de datos el respaldo de su valor material, está desarrollado colectivamente a través de una plataforma de código abierto y tecnología P2P y sin el control de ningún organismo regulador. Surgido íntegramente en internet, tras siete años de existencia pretende ser una alternativa al sistema monetario convencional.

Actualmente, según informa la BBC, hay 15,5 millones de bitcoins en circulación, con un valor actual unitario en torno a los 400 euros. Lo utilizan miles de sitios seb y algunas tiendas 'reales', que canjean esta moneda virtual por mercancías, servicios (pagar la carrera de un taxi, por ejemplo) o incluso por otras divisas.

El bitcoin es un medio de pago nacido en internet como alternativa al sistema monetario convencional

Concebido en 2008 por, el proyecto bitcoin es una de las primeras puestas en marcha del concepto de criptomoneda, descrito originalmente en 1998 por el criptógrafo Wei Dai.

El protocolo bitcoin utiliza algoritmos encriptados para controlar la creación de moneda y las transacciones producidas. Las claves de seguridad de las divisas son generadas por complicadas fórmulas matemáticas que impiden su duplicidad. Y las transacciones se articulan en grandes conjuntos de datos denominados bloques, que son validados por una red de "mineros" (usuarios informáticos) mediante computaciones criptográficas.

Características, ventajas y críticas

El bitcoin ha tenido una historia fulgurante y polémica desde su aparición, que ha atraído el interés tanto de bancos y especuladores como de delincuentes y reguladores financieros, dado el anonimato de los pagos y la sospecha de que se usen con fines fraudulentos.

La moneda virtual no está controlada por un banco emisor como la Reserva Federal, que puede imprimir cantidades ilimitadas de dinero, sino que se autogestionan y tienen un nivel limitado de monedas en circulación. El bitcoin pasó de valer unos céntimos en 2009 a superar los mil dólares cuatro años después, a finales de 2013.

Frente a otras monedas tradicionales, esta nueva forma de dinero fija su valor en el sistema libre de precios. Los usuarios pueden cambiar sus ahorros a bitcoin y crear su propia cartera virtual (equivalente a una cuenta corriente) mediante empresas como Coinbase o Mt.Gox.

Uno de los aspectos más revolucionarios del bitcoin es su descentralización, al no estar controlado por ningún Estado o institución financiera. Esta cualidad le confiere valor entre los inversores que desconfían de las instituciones financieras tradicionales tras la última crisis internacional. Como ventajas adicionales, su uso no comporta el cobro de comisiones o tasas, su cotización no está expuesta al mercado de futuros y tiene altos niveles de seguridad.

Sin embargo, los detractores de este sistema de pago consideran que permite el blanqueo de dinero, las transacciones ilícitas gracias al anonimato y que sí acusa cierta vulnerabilidad a ataques de piratas informáticos.

Con todo, es un medio legal de intercambio en muchos países y diversos informes consideran que no será un procedimiento de evasión fiscal porque deja rastro en los ordenadores y que no será una moneda refugio por culpa de su valor volátil.

Noticias

anterior siguiente