Enlaces accesibilidad

Una rama de Al Qaeda reivindica el asesinato de dos activistas del colectivo gay y transgénero en Bangladesh

  • Se trata de una rama de Al Qaeda para el Subcontinente Indio (AQIS)
  • Una de las víctimas es Xulhaz Mannan, director de la primera revista gay del país
  • En Bangladesh la homosexualidad está estipulada como delito

Por
Un sanitario del hospital de Dhaka transporta cuerpo del activista bangladesí asesinado Xulhaz Mannan
Un sanitario del hospital de Dhaka transporta cuerpo del activista bangladesí asesinado Xulhaz Mannan AFP AFP

Un grupo afiliado a la rama de Al Qaeda para el Subcontinente Indio (AQIS) ha reclamado este martes la autoría del asesinato de dos miembros del colectivo Roopbaan, creador de la revista homónima por los derechos de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB).

"Por la gracia del todopoderoso Alá, los muyahidines de Ansar al-Islam (AQIS, rama de Bangladesh) fueron capaces de asesinar a Xulhaz Mannan y a su socio Samir Mahbub Tonoy. Eran pioneros en la práctica y promoción de la homosexualidad en Bangladesh", ha indicado el grupo terrorista en un comunicado en su página web.

Los activistas fueron asesinados el pasado lunes en Dacca en el primer ataque mortal contra este colectivo en el país.

Una fuente del colectivo que pidió el anonimato ha confirmado a la agencia Efe que cinco hombres irrumpieron en el domicilio de una de las víctimas, que tenían unos 27 y 40 años, y eran miembros destacados del comité organizador de Roopbaan.

También se han producido ataques contra ciudadanos extranjeros y representantes de minorías religiosas

En Bangladesh la homosexualidad es delito

En su nota, el AQIS asevera que las víctimas comenzaron en 1998 a promocionar la homosexualidad en el país y trabajaban en ello "día y noche" con la ayuda de sus "maestros" estadounidenses e indios.

El colectivo Roopbaan, fundado en 2014, lanzó ese mismo año la primera revista en línea para la comunidad LGTB de Bangladesh, que promueve sus derechos con actos como el desfile que hace diez días se saldó con cuatro detenidos en medio de las celebraciones del año nuevo bengalí.

En Bangladeshla homosexualidad está estipulada como delito y la sección 377 del Código penal prevé penas de hasta cadena perpetua, y aunque en la práctica las demandas no prosperan en los tribunales, la comunidad sufre continuos casos de discriminación.

Periodistas y curiosos se congregan ante la casa en la que ha sido asesinado el activista homosexual Julhas Mannan, en Dacca

Periodistas y curiosos se congregan ante la casa en la que ha sido asesinado el activista homosexual Julhas Mannan, en Dacca. AFP

Una cadena de asesinatos

El suceso se produjo apenas dos días después del asesinato de un profesor universitario, en un caso que siguió el patrón de los recientes ataques perpetrados en el país por extremistas islámicos.

Varios activistas laicos críticos con el integrismo religioso murieron violentamente en los últimos meses en Bangladesh, el último de ellos a comienzos de abril, cuando murió a machetazos un estudiante de Derecho.

La Policía ha atribuido esas acciones al grupo extremista local Anasarullah Bangla Team (ABT) y ha efectuado algunos arrestos, aunque los activistas denuncian falta de justicia y una situación de inseguridad que ha llevado a blogueros y pensadores a limitar movimientos o exiliarse en el extranjero.

Además, se han producido ataques contra ciudadanos extranjeros y representantes de minorías religiosas, que a menudo han sido reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), un extremo negado por las autoridades.

Noticias

anterior siguiente