Enlaces accesibilidad

El déficit público aumentó en febrero hasta el 1,11% del PIB, sin contar ayuntamientos ni ayudas bancarias

  • El desfase aumentó un 25,6% respecto al mismo periodo de 2015
  • Las ayudas bancarias fueron de 239 millones, el 0,02% del PIB
  • El déficit del Estado bajó en el primer trimestre, hasta el 0,78%

Por
Billetes de 50 euros
REUTERS

El déficit público del conjunto de las administraciones públicas, excluyendo las corporaciones locales y las ayudas a la banca, se situó en 12.445 millones de euros hasta febrero, lo que equivale al 1,11% del PIB, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Esto significa que el déficit público aumentó un 25,6% respecto al mismo periodo de 2015, cuando era de 9.908 millones (el 0,92% del PIB).

Incluyendo las ayudas al sistema financiero (239 millones, el 0,02% del PIB), el déficit fue de 12.684 millones, equivalentes al 1,13% del PIB, un 28% más que un año antes.

La Administración Central registró un déficit de 12.625 millones a finales de febrero, una vez excluida la ayuda financiera, lo que equivale al 1,12% del PIB (un año antes era del 1,04%).

El saldo de la Administración Central incluye el saldo del Estado, cuyo déficit ascendió a 13.435 millones (un 8,2% más que un año antes), y el de los Organismos de la Administración Central, que registraron un superávit de 571 millones (un 53,4% menos que en 2015) debido, según el Ministerio, a la disminución de la cuota ordinaria que efectúan las entidades de crédito al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) porque ya hacen aportaciones al fondo europeo común de resolución bancaria.

Aumenta el déficit de las comunidades autónomas

Como en el caso de la Administración Central, también las comunidades autónomas aumentaron su déficit hasta febrero respecto a un año antes. En concreto, registraron un saldo negativo de 1.275 millones, 365 millones más que en el mismo mes del año anterior. De esta forma, la ratio de déficit del subsector se sitúa en el 0,11% del PIB.

Según Hacienda, una de las causas de este aumento del déficit autonómico es que han recibido menos anticipos que en 2015. En concreto ese año recibieron anticipos a cuenta del sistema de financiación por importe de 895 millones, frente a los 381 millones de este año.

Solo tienen superávit cinco autonomías: Galicia (0,06%), Asturias (0,08%), País Vasco (0,22%), Navarra (0,56%), La Rioja (1%). Del resto cabe destacar la desviación de la Comunidad Valenciana (-0,35%) y el déficit de Extremadura, que ya es del 0,7%el objetivo fijado por el Gobierno central para todo el año.

Menos superávit en la Seguridad Social

Los Fondos de la Seguridad Social, por su parte, registraron un superávit de 1.455 millones, equivalente al 0,13% del PIB0,07 puntos menos que en el mismo mes de 2015 (entonces era del 0,20% del PIB). En los dos primeros meses del año pasado, el superávit fue de 2.197 millones de euros, un 33,8% más que en 2016.

Esta situación, según Hacienda, se debe principalmente a que el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ha registrado un superávit de 180 millones, frente a los 655 millones de 2015, por el descenso de las transferencias recibidas del Estado para financiar las prestaciones por desempleo.

El Sistema de Seguridad Social registró un superávit de 1.303 millones, un 15,3% menos que un año antes. Y el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), ha registrado un déficit de 28 millones, frente al superávit de 3 millones registrado en febrero de 2015.

Marzo: baja el déficit del Estado

Este martes, el Ministerio de Hacienda también ha publicado los datos del déficit del Estado hasta marzo, que se situó en 8.760 millones de euros, un 18,2% menos que en el mismo periodo de 2015, y que equivale al 0,78% del PIB, cifra inferior al déficit registrado un año antes (0,99% del PIB).

En el primer trimestre del año, los ingresos del Estado fueron de 42.207 millones, un 0,2% menos que en el mismo periodo de 2015. Mientras, los gastos se situaron en 50.967 millones, un 3,8% menos que los registrados un año antes.

Según informa Hacienda, los ingresos fiscales, impuestos y cotizaciones, con 39.300 millones, han caído un 1,7% debido, fundamentalmente, al descenso de la recaudación de los impuestos que han pasado de 38.152 millones en 2015 a 37.486 millones en 2016. La recaudación de los impuestos sobre la producción aumenta un 4,6% interanual, fundamentalmente por la favorable evolución del IVA, que aumenta un 5,9% respecto al primer trimestre de 2015. Por su parte, los ingresos procedentes de los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio, donde se recogen los ingresos del Impuesto de Sociedades y el IRPF, han caído en el primer trimestre de 2016 un 13,6%.

Según los datos de ejecución difundidos por el Ministerio de Empleo, las cuentas de la Seguridad Social cerraron marzo con un saldo positivo de 3.999,91 millones de euros, lo que supone un repunte del 20,1% en comparación con los 3.329,5 millones obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Noticias

anterior siguiente