Enlaces accesibilidad

La NASA reanuda la actividad científica del telescopio Kepler

  • La nave ha sido recuperada recientemente de una pérdida de control
  • Seguirá buscando exoplanetas habitables fuera del sistema solar

Por
La nave espacial Kepler ha vuelto al trabajo dentro de la misión K2.
La nave espacial Kepler ha vuelto al trabajo dentro de la misión K2. NASA

Tras ser recuperada de una pérdida de control, la nave espacial Kepler ha vuelto al trabajo este fin de semana, dentro de la misión K2 de búsqueda de exoplanetas fuera de nuestro sistema solar.

A través de la Red de Espacio Profundo de la NASA, los responsables de la misión han remitido los comandos precisos para apuntar el telescopio hacia el centro de la Vía Láctea para iniciar la recopilación de datos para la nueva campaña de microlente gravitacional de la misión Kepler 2, conocida como Campaña 9.

El equipo de la misión K2 y los observatorios terrestres que colaboran en el experimento global de la Campaña 9 en la observación de exoplanetas, están buscando a través de los datos recogidos a partir de los telescopios terrestres para posibles eventos adecuados para las observaciones de telescopios más grandes, como los telescopios de 10 metros en el Observatorio WM Keck Maunakea en Hawai, informa la NASA.

Durante un descanso de la campaña de tres días, a partir del 24 de mayo, los datos acumulados hasta ese momento se incluirán en un enlace descendente desde la nave a la Tierra. Poco después, los científicos tendrán su primera oportunidad de ver la visión desde K2 de los mismos acontecimientos vistos en observatorios en el suelo.

El período de observación de C9 llegará a la conclusión el 1 de julio, cuando el centro galáctico ya no esté a la vista desde el punto de vista de la nave espacial. K2 comenzará entonces Campaña 10, que procederá a investigar un nuevo conjunto de objetivos astrofísicos de interés.

La causa de la anomalía en el control del telescopio espacial, informada por primera vez el 8 de abril, sigue bajo investigación. La naturaleza del problema tiene indicios de un evento transitorio, lo que provocó un aluvión de falsas alarmas que eventualmente saturaron el sistema, poniendo a Kepler en modo de emergencia.

Noticias

anterior siguiente