Enlaces accesibilidad

El Consejo de Política Fiscal y Financiera, marcado por la negativa de las autonomías a hacer más recortes

  • Montoro propone reuniones bilaterales para ver cómo avanzan en el objetivo de déficit
  • Las comunidades insisten en la necesidad de reformar el sistema de financiación
  • Las regiones piden que se les flexibilice el objetivo de déficit para este año
  • Montoro dice que al recortar el Gobierno se carga de razón frente a las CCAA

Por
Montoro ofrece a las comunidades celebrar reuniones bilaterales para analizar la evolución del déficit

La reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de este viernes ha estado marcada por la exigencia del Gobierno central a 12 comunidades autónomas para que limiten su gasto tras haber incumplido éstas con el objetivo de déficit para el año 2015 y la negativa de la mayoría de las regiones a realizar más recortes.

En el encuentro con los consejeros de Economía, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha ofrecido a las comunidades celebrar reuniones bilaterales para estudiar cómo avanza cada autonomía en el objetivo de déficit, que casi todas ven difícil de cumplir.

Por su parte, las comunidades han asegurado que están comprometidas con la estabilidad en las cuentas públicas, pero han hecho hincapié en la necesidad de reformar el sistema de financiación autonómica. En este sentido, el ministro les ha explicado que el Gobierno ha aprobado la creación de un comité de expertos para empezar a trabajar en su revisión.

Además, las comunidades han pedido al Ministerio de Hacienda que trabaje para flexibilizar los plazos de cumplimiento de déficit y también que se revise el reparto del mismo entre las distintas administraciones, a fin de que el Estado contribuya más a su reducción. Están en contra de que la administración central tenga el 2,6% del PIB y que las regiones tengan el 0,3%, sobre todo porque los gobiernos regionales gestionan la educación, la sanidad y los servicios sociales.

En términos globales las comunidades cerraron 2015 con un desfase del 1,66%, muy por encima del objetivo (0,7%). De hecho todas incumplieron salvo Canarias, Galicia y País Vasco. Por ello, Montoro envió cartas a las consejerías autonómicas de Hacienda para instarles a cumplir la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la regla de gasto, lo que para el ministro consiste en no sumar más gasto al ya establecido, o incluso aumentarlo no más de un 1,8%, pero no en hacer recortes.

Las regiones quieren más margen y se niegan a recortar

Las comunidades autónomas, especialmente las que gobierna el PSOE y Cataluña, han considerado que esas normas por las que aboga el ministro sí son recortes y se quejan de que ellas son las que sostienen los servicios sociales, la educación y la sanidad. Muy beligerante se ha mostrado Castilla y León, gobernada por el PP. "Tenemos una causa para rebelarnos, porque no nos resignamos y porque somos responsables de nuestra política", ha resumido la vicepresidenta de Castilla y León, Rosa Valdeón.

Por ello, antes de la reunión, los consejeros autonómicos, además de criticar los planteamientos de Montoro, han pedido casi unánimemente que se flexibilice la senda de déficit, que este año no puede superar el 0,3%. Es lo que han defendido la consejera de Economía, Empleo y Hacienda, Engracia Hidalgo, o el conseller de Hacienda de la Generalitat valenciana, Vicent Soler. Este último ha acusado a Cristóbal Montoro de hacer "sufrir" a los ciudadanos con sus medidas.

La consejera de Hacienda de Andalucía, María José Montero, ya ha advertido que su comunidad no recortará en educación, sanidad ni derechos sociales y ha pedido al Gobierno "diálogo" para que "la recuperación económica" llegue a los ciudadanos que tienen una situación "más vulnerable". "No parece lógico que cuando está creciendo la riqueza de este país, el Gobierno plantee que las comunidades autónomas no la puedan incorporar en forma de mejora de su servicio público", ha dicho.

La consejera asturiana, Colores Carcedo, ha censurado "que se eche la responsabilidad a las CC.AA. de la desviación de las cuentas públicas" cuando es desequilibrado el reparto de déficit entre las administraciones. "Vamos a pedir que la autoridad fiscal independiente que haga un informe de ese reparto del déficit", ha dicho antes de exigir otro sistema de financiación porque "hay un importante problema de ingresos" para que puedan prestar servicios.

Por su parte Raül Romeva, consejero de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat catalana, ha destacado que va a escuchar lo que "exactamente" quiere Hacienda que "hagan las diferentes comunidades" para reducir el déficit y ha asegurado que las propuestas que ha hecho Montoro son "inaplicables".

Conseguir esta petición -que las comunidades tengan más margen en el déficit- depende en parte de las negociaciones que el Gobierno en funciones o el nuevo Ejecutivo haga con la Comisión Europea para flexibilizar el objetivo para España. En cualquier caso Montoro, tras el Consejo de Ministros, ha destacado su confianza en que de la reunión salga que "todo el mundo está de acuerdo en cumplir con los objetivos" fijados. Además, ha anunciado un recorte del gasto de la Administración Central de 2.000 millones de euros para este año.

Montoro dice que al recortar el Gobierno se carga de razón frente a las CCAA

El ministro de Hacienda ha asegurado que la decisión del Gobierno de acometer un recorte de 2.000 millones de euros en el presupuesto de 2016 el Ejecutivo se "carga de razón y de causa moral" para exigir lo mismo a las comunidades autónomas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Política Fiscal y Financiera, Montoro ha insistido en que para pedir a la Comisión Europea una flexibilización de los objetivos de déficit para este año, primero hay que tomar medidas y demostrarle a Bruselas que España es un país "serio y riguroso".

Noticias

anterior siguiente