Enlaces accesibilidad

La NASA recupera el telescopio Kepler

  • Se encontraba en modo de emergencia -hibernación- desde el 8 de abril
  • Ha sido su primer problema grave desde que comenzó su actividad en 2012
  • La misión del telescopio espacial es buscar planetas habitables

Por
Kepler se encuentra a más de 120 millones de kilómetros de la Tierra.
Kepler se encuentra a más de 120 millones de kilómetros de la Tierra. NASA

La NASA ha recuperado contacto con el telescopio Kepler, que busca planetas habitables a través del espacio y que experimentó problemas este fin de semana, pero que ya se encuentra "estable" y "a salvo", ha indicado la Agencia Espacial de EEUU en un comunicado. Los ingenieros de operaciones han conseguido revertir con éxito el modo de emergencia -hibernación- en que se encontraba el telescopio espacial desde el jueves 8 de abril, el nivel operacional más bajo que el jueves activó la nave, ha indicado el jefe de la misión de este telescopio, Charlie Sobeck.

De esta forma, en la mañana del domingo, la nave alcanzó un estado "estable" con su antena de comunicaciones apuntando a la Tierra, de forma que los científicos pudieron descargar los datos que recolecta el telescopio en su viaje por el espacio. "Llevaremos a cabo una investigación, con la prioridad de que la nave vuelva a sus operaciones científicas", ha subrayado Sobeck.

Esta es la primera vez que Kepler ha activado el modo de emergencia en sus siete años en el espacio, algo que la NASA calificó de "anómalo" y en el que puso todos sus esfuerzos, dando al equipo encargado de la nave acceso prioritario a las comunicaciones que la agencia espacial envía al espacio.

Búsqueda de planetas habitables

Kepler completó su primera misión espacial en 2012 y, desde entonces, ha alertado a la NASA sobre la posible existencia de 5.000 planetas fuera del sistema solar, de los que la agencia espacial ya ha podido confirmar la existencia de mil.

En 2014, la nave espacial Kepler comenzó una nueva misión llamada "K2" y con la que, además de buscar planetas fuera del Sistema Solar, el telescopio tiene como misión identificar estrellas jóvenes, supernovas y otros cuerpos astronómicos.

Entre los mayores logros del telescopio figura el descubrimiento en 2015 del "primo de la Tierra", nombre con el que la NASA bautizó al primer planeta descubierto en una zona habitable en la órbita de una estrella similar al Sol, lo que convierte a este cuerpo en uno de los mejores candidatos para albergar vida extraterrestre.

Noticias

anterior siguiente