Enlaces accesibilidad

El contagio de China a los mercados financieros aumentará "considerablemente", según el FMI

  • La creciente integración transmite el exceso de volatilidad a los mercados
  • Un shock en los emergentes afecta a las Bolsas y los tipos de los avanzados

Por
La directora del FMI con el presidente del Banco Popular Chino
La directora del FMI con el presidente del Banco Popular Chino. REUTERS Jacky Naegelen

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido de que los efectos de contagio de China a los mercados financieros internacionales ante las dudas sobre la situación de su economía aumentarán "considerablemente" durante los próximos cinco años.

En su última edición del Informe Global sobre la Estabilidad Financiera (GFSR), la institución presidida por Christine Lagarde ha abordado los efectos de contagio financieros originados en las economías de los mercados emergentes.

"La creciente integración de las economías de los mercados emergentes en el sistema financiero internacional puede aumentar los efectos de contagio internacionales, tanto en su forma más deseable, como una mejor incorporación de las novedades, como en la menos deseable, la transmisión de un exceso de volatilidad", ha afirmado.

En este sentido, el FMI ha indicado que durante las últimas dos décadas, la participación de las economías emergentes en el rendimiento global ha aumentado de forma considerable. "Las economías emergentes han contribuido en más de la mitad del crecimiento global durante los últimos 15 años y su participación en el PIB mundial ha aumentado al 38%", ha afirmado.

Los shocks en los emergentes influyen en la renta variable

Como consecuencia de esta integración comercial y financiera de los emergentes, "se han intensificado sustancialmente" los shocks originados por los mercados emergentes que tienen un impacto posterior en los precios de renta variable y los tipos de cambio en las economías avanzadas.

De hecho, la institución ha asegurado que el la actualidad estos efectos de contagio "explican más de un tercio de la variación de los rendimientos de los activos de estos países". Además, prevé que estos efectos de contagio "aumenten", dado el fortalecimiento de los canales de transmisión entre las economías.

Como ejemplo de estos efectos de contagio, el FMI ha recordado cómo el mecanismo de cortocircuito establecido en China y que obligaba a suspender la negociación bursátil si caía más de un 7% provocó caídas en la mayor parte de las Bolsas internacionales.

Sin embargo, el FMI ha indicado que más que el tamaño de la economía en cuestión, lo que aumenta el efecto contagio a otros países es el grado de su integración financiera. "Es el grado de integración financiera de un país lo que determina su importancia como receptor y transmisor de efectos de contagio", ha subrayado.

En este sentido, la institución ha explicado que los efectos de contagio suelen ser "más comunes" entre países con fundamentos financieros parecidos, además de ser "más fuertes dentro de cada sector que entre sectores".

En concreto, los sectores más dependientes de la financiación externa están más expuestos a estos efectos de contagio, al igual que las empresas que disponen de menor liquidez y un mayor endeudamiento. "El endeudamiento corporativo parece estar jugando un papel creciente en la transmisión de efectos de contagio", ha destacado el FMI.

En el caso de China, los efectos de contagio "puramente financieros" son menos significativos, aunque los vinculados a los fundamentos económicos, como las noticias sobre la ralentización de su crecimiento, tienen un efecto "cada vez más profundo" en el rendimiento de la renta variable".

Mayor contagio en los próximos cinco años

En este sentido, la institución ha advertido en su informe de que "es probable de que los efectos de contagio de China a los mercados financieros internacionales se acrecienten considerablemente durante los próximos cinco años".

Ante esta situación, el FMI ha indicado que "a la hora de evaluar las condiciones macrofinancieras, las autoridades quizá deberían tener cada vez más en cuenta la evolución de las políticas y la situación de las economías emergentes".

Asimismo, la institución ha subrayado que estos efectos de contagio subrayan "la importancia de mejorar la cooperación internacional en las políticas macroeconómicas y macroprudenciales" entre las distintas economías.

"A medida que continúe creciendo el papel de China en el sistema financiero internacional, irán cobrando mayor importancia una comunicación clara y oportuna de sus decisiones". De hecho, la institución ha calificado de "esencial" una comunicación adecuada por parte del gigante asiático para evitar la volatilidad en los mercados.

Por otro lado, la institución ha destacado que dada la "evidente importancia" del endeudamiento empresarial y la intermediación de los fondos comunes de inversión como amplificadores de estos efectos de contagio, es importante "adaptar la supervisión y las políticas macroprudenciales para contener los riesgos sistémicos originados de estos canales".

Noticias

anterior siguiente