Anterior Barack Obama y Enrique Peña Nieto buscan blindar la relación bilateral ante el avance de Donald Trump Siguiente La policía cree que el tiroteo de Múnich fue un "acto de locura" y descarta vínculos con el yihadismo Arriba Ir arriba
La velocidad detectada representaría un 20 por ciento de la de la luz.
La velocidad detectada representaría un 20 por ciento de la de la luz.

Detectan vientos cósmicos de 200 millones de kilómetros por hora

  • Son los más rápidos jamás vistos en longitudes de onda ultravioleta

  • Equivaldrían a un huracán de la categoría 77

  • Han sido hallados cerca de un agujero negro supermasivo

|

Astrofísicos de la Universidad de York han detectado los vientos más rápidos jamás vistos en longitudes de onda ultravioleta, cerca de un agujero negro supermasivo. "Estamos hablando de velocidades del viento de 20 por ciento de la velocidad de la luz, que es más de 200 millones de kilómetros por hora. Eso es equivalente a un huracán de categoría 77," dice Jesse Rogerson, quien dirigió la investigación como parte de su tesis de doctorado en el Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de York "y tenemos razones para creer que hay vientos de quásar que son incluso más rápidos."

Los astrónomos han sabido de la existencia de vientos quasar desde finales de los años sesenta del siglo XX. Al menos uno de cada cuatro quásares los tienen. Los quásares son los discos de gas caliente que se forman alrededor de los agujeros negros supermasivos en el centro de las galaxias masivas - que son más grandes que la órbita de la Tierra alrededor del Sol y más calientes que la superficie del sol, generando suficiente luz para ser visto a través del universo observable.

"Los agujeros negros pueden tener una masa que es miles de millones de veces más grande que el sol, sobre todo porque capturan cualquier material que se aventura demasiado cerca", dice Patrick Hall, supervisor de Rogerson. "Pero a medida que la materia forma espirales hacia el agujero negro, una parte es arrastrada por el calor y la luz del cuásar. Estos son los vientos que estamos detectando."

Rogerson y su equipo utilizaron datos de una gran encuesta del cielo conocida como Sloan Digital Sky Survey para identificar nuevas salidas de los quásares. Después de la detección de unos 300 ejemplos, se seleccionaron aproximadamente 100 para una exploración más profunda, recogiendo datos con telescopios gemelos del Observatorio Gemini en Hawai y Chile, en el que Canadá tiene una importante participación.

Nuevo viento en el mismo cuásar

"No sólo se confirma el viento ultravioleta más rápido jamás observado, sino que también descubrimos un nuevo viento en el mismo cuásar que se mueve más lentamente, a sólo 140 millones de kilómetros por hora", dice Hall. "Tenemos la intención de seguir viendo este cuasar para ver qué sucede después."

Los vientos de quásar juegan un papel importante en la formación de las galaxias.

Gran parte de esta investigación está dirigida a una mejor comprensión de las eyecciones desde los cuásares y por qué ocurren. "Los vientos de quásar juegan un papel importante en la formación de las galaxias", dice Rogerson. "Cuando se forman las galaxias, estos vientos arrojan el material hacia el exterior e impiden la creación de estrellas. Si estos vientos no existieran o fueran menos potentes, veríamos muchas más estrellas en las galaxias grandes de las que hay realmente".

Los hallazgos han sido publicados en la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente