Anterior Corea del Norte vuelve a lanzar un misil balísitico desde un submarino Siguiente Un fuerte terremoto de magnitud 6,2 sacude el centro de Italia Arriba Ir arriba
El eucalipto es originario de Australia y fue introducido en España a finales del siglo XIX.
El eucalipto es originario de Australia y fue introducido en España a finales del siglo XIX.

Ecologistas piden poner freno a la expansión del eucalipto en el norte de España

  • Se ha plantado masivamente por su idoneidad para producir celulosa

  • Deteriora el suelo, consume mucha agua y reduce la biodiversidad

  • Este lunes 21 de marzo se celebra el Día Internacional de los Bosques

|

El eucalipto es un árbol introducido en España a finales del siglo XIX y desde entonces se ha plantado de manera masiva por su idoneidad para la producción de celulosa, sobre todo en la cornisa cantábrica por su clima templado y su abundante humedad, pero tiene un fuerte impacto en el medio ambiente porque deteriora el suelo, consume una gran cantidad de agua y reduce notablemente la biodiversidad, según SEO/BirdLife.

Ante el Día Internacional de los Bosques, que se conmemora este lunes 21 de marzo, SEO/BirdLife ha pedido que con esta especie de árbol se fije un límite de ocupación del territorio basado en criterios científicos. Esta ONG indica que el eucalipto es la materia prima fundamental de la producción de celulosa, "altamente contaminante para los ríos y la atmósfera". Entre Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco, esta especie de árbol ocupa una superficie de 300.000 hectáreas, de las 760.000 de toda España.

El eucalipto es la especie de árbol más abundante y que mayor superficie ocupa en el territorio español por debajo de los 400 metros.

Las estadísticas del Inventario Forestal Nacional muestran que el eucalipto es la especie de árbol más abundante y que mayor superficie ocupa en el territorio por debajo de los 400 metros, ya que el 'Eucalyptus globulus' no puede prosperar por encima de esa altitud.

"Esto ha permitido que las zonas altas de la cordillera cantábrica se hayan librado de estas plantaciones. Sin embargo, y como ocurre en Galicia, una especie adaptada a la altura ('Eucalyptus nitens') amenaza con instalarse en las zonas montañosas del interior de la cornisa cantábrica", añade SEO/BirdLife.

Galicia es la región con más superficie de eucalipto en España, con 174.000 hectáreas, seguida de Asturias (60.000), Cantabria (39.000) y el País Vasco (14.500). "Esta superficie, lejos de mantenerse no deja de expandirse, amenazando con ocupar el territorio de antiguos pastos y matorrales de gran importancia para la biodiversidad y el paisaje, y convertir los paisajes cantábricos en un gigantesco cultivo industrial", apunta.

SEO/BirdLife precisa que no plantea la desaparición del eucalipto, pero sí solicita un control en su expansión y un esfuerzo en conseguir que el bosque autóctono sea la masa forestal predominante en la cornisa cantábrica.

Bosques autóctonos

Por otro lado, Ecologistas en Acción ha recordado la importancia de los bosques autóctonos en la lucha contra el cambio climático y para los recursos hídricos después de que el quinquenio 2011-2015 haya sido el más cálido desde que se tienen registros.

En el marco del Día Internacional de los Bosques, esta organización destaca el papel de las zonas boscosas contra la sequía, al ser las masas forestales la principal vía de captación del agua de lluvia y la garantía de que ese agua se almacena de forma correcta.

Ecologistas en Acción indica que "los países en vías de desarrollo sufren una incesante pérdida de superficie forestal, provocada en gran medida por la necesidad de satisfacer la demanda de recursos de los países industrializados", cuyos efectos repercuten en el clima mundial porque esas masas forestales son los principales sumideros de los gases de efecto invernadero.

"En muchos países desarrollados conocemos de primera mano las consecuencias de la sustitución del bosque autóctono por monocultivos de especies madereras de crecimiento rápido, como el pino insigne, el eucalipto o el chopo. En España se hizo además en detrimento de hábitats antaño menospreciados como el matorral mediterráneo o 'garriga', incluida en la actualidad entre los 25 'puntos calientes de biodiversidad' mundiales", apuntó.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente