Anterior La oposición de Venezuela se retira del diálogo con el Gobierno hasta que se cumplan sus peticiones Siguiente Rajoy enfría la reforma de la Constitución ante la falta de consenso y los riesgos de un referéndum Arriba Ir arriba
Entrada de la sede de Lufthansa en el Aeropuerto de Frácfort
Entrada de la sede de Lufthansa en el Aeropuerto de Frácfort. REUTERS Kai Pfaffenbach

El beneficio de Lufthansa aumentó casi un 3.000% en 2015 por el desplome del coste del combustible

  • La aerolínea alemana ganó casi 1.700 millones, frente a los 55 millones de 2014

  • El aumento en el volumen de pasajeros también contribuyó al aumento

  • La aerolínea estima en 100 millones el impacto negativo de las huelgas

|

La aerolínea alemana Lufthansa ganó 1.698 millones de euros en 2015, casi un 3.000% más que los 55 millones de beneficio que tuvo en 2014, como resultado del desplome del coste del queroseno por la bajada del precio del petróleo.

Según ha informado este jueves la compañía, su ganancia operativa mejoró el año pasado un 67,6%, hasta alcanzar 1.676 millones de euros.

Asimismo la facturación subió un 6,8% en comparación con el 2014, hasta sumar 32.056 millones de euros en 2015.

La compañía destaca el comportamiento del grupo de aerolíneas de pasajeros, cuyo beneficio ajustado antes de intereses e impuestos (EBIT) se duplicó, al pasar de los 701 millones de euros en 2014 a los 1.500 millones el año pasado.

El resto de los segmentos de negocio también contribuyeron a esa mejora del beneficio, salvo la unidad Lufthansa Cargo, cuya aportación a los beneficios se redujo un 40% hasta quedar en 74 millones.

En cuanto al último trimestre del año, la aerolínea perdió 50 millones de euros (menos que los 427 millones que había perdido en el mismo período de 2014), un resultado que la empresa atribuye al impacto negativo de 100 millones de euros ocasionado por las huelgas vividas entre octubre y diciembre del año pasado.

"Un año muy difícil a nivel emocional por el accidente de Germanwings"

El presidente de la junta directiva de Lufthansa, Carsten Spohr, ha recordado que "2015 fue un año muy difícil a nivel emocional debido al accidente de Germanwings. Además, las numerosas huelgas fueron un factor de lastre adicional". Sin embargo, Spohr ha añadido que la empresa trabajó "con éxito" en la capacidad de futuro de la compañía y, "económicamente hablando, 2015 fue un buen año".

Las líneas de transporte de pasajeros duplicaron su resultado, no sólo por rebajarse los costes de combustible, sino también por el aumento del número de pasajeros y la "disciplina en las capacidades", según el presidente de Lufthansa.

Con ese resultado, la junta directiva y el consejo de supervisión propondrán en la próxima junta general de accionistas el reparto en 2016 de un dividendo de 0,50 euros por acción.

De cara a este año, Spohr ha señalado que pretenden volver a mejorar los resultados. "Queremos impulsar la rentabilidad de nuestras aerolíneas con más modernizaciones de sus flotas y nuevos aumentos de eficiencia. Sólo aumentaremos la capacidad donde nuestros costes estructurales sean competitivos. Expanderemos Eurowings de forma sustancial y ampliaremos su red de rutas, y favoreceremos innovaciones en todas las áreas de negocio", ha resumido el presidente del grupo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente