Anterior La Fiscalía investiga un incendio y una explosión en el Instituto belga de criminología Siguiente Rajoy va a la investidura apoyado por un pacto con C's que no le sirve y con el 'no' rotundo del PSOE Arriba Ir arriba
Los trabajadores de la mina de níquel de Aguablanca durante la concentración
Los trabajadores de la mina de níquel de Aguablanca durante la concentración . EFE

Centenares de personas protestan frente a Industria por el cierre de la mina de níquel de Aguablanca, Badajoz

  • La explotación da trabajo a 400 trabajadores, entre empleos directos e indirectos

  • La empresa anunció el cierre por el "continuado desplome" del precio de níquel y cobre

|

Centenares de personas han protestado este miércoles frente al Ministerio de Industria para exigir que no se cierre la mina de níquel de Aguablanca, situada en el municipio de Monesterio (Badajoz), que da trabajo a unos 400 trabajadores, entre empleos directos e indirectos.

La empresa Río Narcea Recursos, S.A. anunciaba el pasado 28 de enero el cierre y lo justificaba al "continuado desplome" sufrido por los precios del níquel y el cobre y a la "ausencia de una razonable perspectiva de mejora". La confluencia de ambos factores, según la compañía, hace "inviable" continuar con la explotación.

La movilización, que ha transcurrido desde los aledaños del estadio Santiago Bernabéu hasta la sede de Industria, ha sido secundada por unas 400 personas, según el alcalde de Monesterio, Antonio Garrote, quien ha asegurado que la mina no se puede cerrar por los motivos que alega la empresa y que espera que se sustituya el ERE extintivo por uno temporal (ERTE).

Además, Garrote ha mostrado su deseo de que la movilización sirva de presión de cara a la reunión prevista para el próximo lunes 7 de marzo entre los responsables de la compañía que explota la mina, Lundin Mining, con el secretario de Estado de Energía en funciones, Alberto Nadal, y el consejero extremeño de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro.

Críticas al ministro de Industria en funciones

Garrote se reunió con Industria hace dos semanas, junto a los alcaldes de los municipios afectados por el cierre, un encuentro que tildó de "decepcionante". "Cualquier ministro que salga, si no es del PP, va a estar mucho más sensibilizado que el ministro Soria para solucionar este problema", ha añadido el alcalde de Monesterio.

En la manifestación también han participado varias formaciones sindicales. El secretario general de UGT en Extremadura, Francisco Capilla, ha definido la mina como "la Volkswagen de Extremadura" y ha asegurado que, en su opinión, el ministro de Industria en funciones, José Manuel Soria, "tiene la llave para frenar esta barbarie". 

"Esperamos que el ministro aclare que no es cómplice de la traición a los trabajadores en nuestra región", ha añadido Capilla. En la misma línea, el secretario general de CC.OO. en Extremadura, Julián Carretero, ha argumentado a Efe que si Aguablanca se cierra "el ministro Soria será el causante del destrozo de 400 puestos de trabajo", ya que la mina es una concesión del Estado cuya titularidad la tiene el ministerio.

"Señor Soria, haga su trabajo aunque esté en funciones y evite que una multinacional ningunee al Gobierno de España", ha apostillado Carretero. Mientras, Francisco Capilla ha defendido que esta decisión es una muestra más de "caciquismo del siglo XXI" por parte de las multinacionales y ha advertido de que las movilizaciones tanto sociales como políticas seguirán "in crescendo".

A la movilización también han acudido representantes políticos del PSOE, IU y Podemos, como el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, que ha subrayado que su grupo podría llevar alguna iniciativa parlamentaria "si fuera necesario" para evitar el cierre de una mina en la que "hay metal y que se puede seguir explotando".

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente