Enlaces accesibilidad

Sánchez espera que Podemos "vote sí o se abstenga antes de permitir que siga gobernando Rajoy"

  • Cree que sería "incomprensible" que la formación de Iglesias votase igual que el PP
  • Defiende que el acuerdo con Ciudadanos "no excluye" y está "abierto" a otros partidos

Por
Sánchez espera que Podemos "vote sí o se abstenga antes de permitir que siga gobernando Rajoy"

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha lamentado este jueves que Podemos haya roto las negociaciones con su partido, después de que los socialistas alcanzaran un acuerdo con Ciudadanos. Sin embargo, se ha mostrado optimista con su investidura de la próxima semana ya que espera que los partidos de izquierda voten sí o se abstengan antes de permitir que siga gobernando el Partido Popular.

"Poco o nada espero del PP, pero sí espero mucho de los partidos a mi izquierda, porque espero que antes de perpetuar a Rajoy como presidente, voten sí o se abstengan para la elección de un presidente socialista y de izquierda", ha explicado Sánchez en una entrevista en la Cadena Ser.

Para Sánchez, sería "incomprensible para los votantes de Podemos y de izquierdas" que la formación de Pablo Iglesias "votara junto al PP y en contra del PSOE y en contra de un partido de izquierdas".

A su juicio, este miércoles "hubo dos acuerdos: un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos por el cambio progresista, y otro por el bloqueo entre el PP y Podemos".

El líder socialista ha subrayado que la "línea roja" de los partidos de izquierdas debería ser "poner fin al Gobierno de Rajoy y del PP" y es por eso que ha instado a Podemos a evitar que eso ocurra.

Críticas a Podemos

Por otro lado, Sánchez ha criticado que la formación morada haya "sido el último en sentarse a la mesa de negociaciones y el primero en levantarse" y ha vuelto a apelar a seguir trabajando por "el cambio".

Así, ha asegurado que mantiene la "mano tendida" a Pablo Iglesias a seguir con las negociaciones porque el acuerdo que ha firmado con Ciudadanos "no excluye" y "es abierto".

En este sentido, ha señalado que son "muchas las cosas en común" con el partido de Pablo Iglesias, del que ha criticado también que solo hable de "su vicepresidencia, del referéndum en Cataluña y del aumento del gasto público en 96.000 millones de euros y que pondría en riesgo la recuperación económica".

Sobre el acuerdo con Ciudadanos

Ante la idea de que el documento acordado con Ciudadanos no incluye explícitamente la derogación de la reforma laboral, tal y como anunció el líder socialista en la rueda de prensa posterior a la firma, Sánchez ha restado importancia porque ha asegurado que aunque no esté escrito, sí incluye "una reforma de facto".

"Si digo 'en un lugar de La Mancha...' se sabe que estoy hablando del Quijote y de Cervantes. No hace falta tener que utilizar el verbo derogar para reconocer que es una derogación de facto", ha justificado.

Así, ha explicado que se suprimirán aspectos que van en contra de los derechos de los trabajadores y se recuperará la negociación colectiva y la ultraactividad. También ha defendido los tres tipos de contrato que plantean porque en su opinión, se reduciría así la temporalidad y se crearía más empleo de calidad.

Sobre la llamada 'ley mordaza' se ha expresado de igual manera y ha explicado que "no se puede coger típex y borrar del BOE toda una ley", sino que lo que se hará es eliminar los puntos "más polémicos y restrictivos".

Preguntado también por lo que ofrecen como solución al desafío soberanista, Sánchez ha defendido que se hará una reforma constitucional que marcará "el camino hacia el federalismo y el reconocimiento de los territorios".

Noticias

anterior siguiente