Enlaces accesibilidad

El FMI advierte al Reino Unido de los riesgos económicos del referéndum sobre su salida de la UE

  • Insta a las autoridades británicas a permanecer vigilantes ante los desafíos
  • Advierte sobre una débil posición externa y el alto nivel de deuda hipotecaria

Por
El primer ministro británico junto a la directora gerente del FMI
El primer ministro británico junto a la directora gerente del FMI. EFE Stephen Jaffe

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido a las autoridades del Reino Unido de que la perspectiva "relativamente" positiva de la economía está sujeta a "riesgos e incertidumbres", entre las que destaca la economía mundial y el referéndum sobre su pertenencia a la Unión Europea, que se celebrará el próximo 23 de junio.

La institución presidida por Christine Lagarde ha destacado en su evaluación anual de la situación de la economía británica, conocida como Artículo IV, que ha crecido de forma constante, principalmente gracias a una "robusta expansión" de la demanda privada y un "rápido" crecimiento del empleo.

En concreto, el FMI estima que la economía británica crezca un 2,2% en 2016 y 2017, al mismo ritmo que el año pasado, mientras que prevé que el paro se sitúe en el 5% en 2016 y aumente una décima en 2017. Por su parte, la institución apuesta por que la inflación alcance el 1,4% en 2016 y el 2% un año después.

"Crecimiento robusto"

En este sentido, el FMI ha celebrado el "fuerte rendimiento económico" de Reino Unido, que ha permitido "un crecimiento robusto, una significativa reducción del déficit fiscal y una resiliencia creciente del sector financiero".

"Sin embargo, este escenario relativamente benigno está sujeto a riesgos y es sensible a los movimientos del crecimiento mundial, los precios de activos y el crecimiento de la productividad entre otros factores", ha destacado la institución en un comunicado.

El FMI ha hecho referencia a los "riesgos e incertidumbres" que afectan a esta "perspectiva relativamente positiva", en concreto "la perspectiva mundial, el crecimiento lento de la productividad y una débil posición externa y unos niveles todavía altos de deuda hipotecaria".

Además, la institución ha incluido entre estos riesgos el próximo referéndum sobre la pertenencia de Reino Unido a la Unión Europea, ante lo que ha instado a las autoridades a "permanecer vigilantes" a los desafíos y "continuar sus esfuerzos políticos para promover el crecimiento y aumentar la resiliencia".

Proteger sanidad, educación e infraestructuras

Por otro lado, el FMI ha animado a las autoridades a "explorar medidas de ingreso y gastos", además de instar a proteger el gasto en "áreas prioritarias" como la sanidad, educación e infraestructuras. También ha subrayado que la flexibilidad en el marco fiscal "debería usarse para modificar el ritmo de ajustes" en caso de que se debilitase la demanda.

La institución ha respaldado el mantenimiento de una política monetaria acomodaticia "mientras se mantiene vigilante en caso de que cambien las condiciones". Además, ha subrayado que cuando la política monetaria "comience a normalizarse" las políticas deberían ser "comunicadas cuidadosamente" para asegurar un "aterrizaje suave".

Respecto al sector financiero, el FMI ha felicitado el enfoque "prudente" de las autoridades. "Asegurar la seguridad del sector financiero británico es crítico para mantener la estabilidad financiera global y nacional", ha destacado.

Noticias

anterior siguiente