Anterior Detenidos dos hermanos en Girona por colaborar con la financiación del Dáesh Siguiente El Congreso aplaza la decisión sobre el grupo propio de Convergència con los votos de PP y PSOE Arriba Ir arriba
Visitantes del stand de Volkswagen en la Feria Internacional del Automóvil en Shanghái
REUTERS

La Fiscalía surcoreana registra la sede de Volkswagen en Seúl por la manipulación de las emisiones

  • El Gobierno de ese país ha denunciado al grupo por su plan de revisión

  • En el registro se han confiscado discos duros y diversa documentación

|

Agentes de la Fiscalía de Corea del Sur han registrado este viernes la sede del Grupo Volkswagen en Seúl, dentro de la investigación judicial abierta en ese país por la manipulación de las emisiones de algunos vehículos del fabricante alemán, según ha informado la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El mes pasado, el Ministerio de Medio Ambiente de Corea del Sur presentó una querella criminal contra el máximo responsable del grupo germano en ese país, Johannes Thammer, al considerar que la revisión de los vehículos afectados en el país asiático no cumplía las exigencias legales porque no ha aportado datos suficientes sobre ese plan que afecta a unos 125.000 vehículos.

Según la ley surcoreana, los responsables de un fabricante de automoción pueden ser condenados hasta a cinco años de cárcel por incumplir una llamada a revisión, y pueden ser sancionados con una multa de hasta 30 millones de wones (21.900 euros).

Por el momento, Volkswagen no se ha pronunciado sobre el registro de sus oficinas en la capital surcoreana.

Confiscados discos duros y documentación sobre las emisiones

Los fiscales de la Oficina del Distrito Central de Seúl entraron en la sede de Volkswagen y confiscaron varios discos duros, documentos relacionados con las emisiones y comunicaciones entre la delegación local y la central de la empresa en Alemania, según los detalles difundidos por esa agencia de noticias local.

Además, la Fiscalía ha anunciado que convocará a los responsables de la compañía automotriz tras analizar los materiales confiscados.

El pasado noviembre, el Gobierno surcoreano impuso al fabricante alemán una multa de 11,5 millones de euros y ordenó la llamada a revisión de 125.000 vehículos en el país. Dos meses después, el Ministerio de Medio Ambiente denunció a Volkswagen ante la Fiscalía al considerar que no había aportado suficientes datos acerca de esa llamada a revisión.

La oficina surcoreana de Volkswagen ya anunció entonces su voluntad de cooperar plenamente con la Fiscalía y el Gobierno surcoreano y estimó que el proceso podría comenzar en el primer semestre de este año.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente