Anterior El Leganés contiene al Atlético y apunta a revelación Siguiente PP y Ciudadanos firman en el Congreso un acuerdo de 150 medidas para la investidura de Rajoy Arriba Ir arriba
Un Bombardier CS100
Un Bombardier CS100. REUTERS

Bombardier anuncia un recorte de plantilla entre 2016 y 2017 que afectará a 7.000 trabajadores en todo el mundo

  • 3.800 corresponden al sector aeronáutico y 3.200 al del transporte ferroviario

  • Es un 11% de la plantilla total de la compañía que asciende a 64.000 trabajadores

  • El recorte será compensado en parte por contrataciones en áreas en crecimiento

|

Bombardier ha anunciado una reducción de plantilla entre 2016 y 2017 que afectará a 7.000 trabajadores en todo el mundo, de los que 3.800 corresponden al sector aeronáutico y 3.200, al del transporte ferroviario.

La medida prevista supone un recorte del 11% de la plantilla total de la compañía canadiense que asciende a 64.000 trabajadores.

El recorte será compensado en parte por nuevas contrataciones previstas en algunas áreas en crecimiento, para apoyar la aceleración de programas como el de aviones C Series, de los que Air Canada acaba de acordar la compra de hasta 75 unidades. En concreto la aerolínea canadiense ha adquirido 45 aviones CS300 con opción por otros 30 aparatos.

Los costes de la reestructuración de Bombardier se situarán entre 250 y 300 millones de dólares (entre 225 y 270 millones de euros al cambio actual). En 2015, los ingresos del fabricante canadiense se redujeron hasta 18.172 millones de dólares (16.319 millones de euros) frente a los 20.111 millones de dólares (18.062 millones de euros) del año anterior. Para 2016, la compañía prevé unos ingresos entre 16.500 millones y 17.500 millones de dólares (entre 14.819 y 15.717  millones de euros).

Por otra parte, el Gobierno federal canadiense está considerando ayudas económicas para el fabricante aeronáutico y ferroviario después de que la compañía presentara una petición en ese sentido. El ministro de Transportes de Canadá, Marc Garneau, ha dicho en una conferencia de prensa celebrada en Ottawa que el Gobierno está examinando "exactamente lo que Bombardier ha solicitado" y que la cantidad "es mucho dinero de los contribuyentes". "Tomaremos la decisión cuando consideremos la solicitud de Bombardier en su totalidad", ha añadido.

El presidente de Bombardier, Alain Bellemare, ha dicho durante una conferencia telefónica tras anunciar los resultados que los despidos son necesarios para el futuro de la compañía, así como la ayuda federal. "Una asociación con el Gobierno federal en el programa de los C Series (aviones de medio alcance) es muy importante para nosotros", ha afirmado.

El año pasado, Québec, la provincia donde Bombardier tiene su sede inyectó 1.000 millones de dólares canadienses (unos 655 millones de euros) en Bombardier en forma de inversión en el programa de aviones C Series que el fabricante ha desarrollado. Este programa de aviones de medio alcance se ha convertido en un grave problema para Bombardier, tras la sucesivos retrasos y sobrecostes en su desarrollo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente